domingo, 22 de abril de 2018

Individuo de Número

Academia de Mérida, Casa de los Antiguos Gobernadores (foto HRC)
El pasado mes de octubre de 2017 se nos comunicó que la Academia de Mérida nos había propuesto para pasar a la condición de Individuo de Número y ocupar el sillón número 10, que tuvo el Dr. Antonio Luis Cárdenas Colmenter, desde la fundación de la corporación. 

Cumplidos los trámites de aceptación de nuestra parte, se nos fijó una fecha para el acto protocolar, que desde finales del año pasado, se estableció, por nuestra petición, para el 25 de abril de 2018. 

Una sola razón explica esa escogencia: el 25 de abril fue el día del nacimiento de Antonio Luis Cárdenas, en 1930. 

De tal forma que, el acto serviría como un homenaje y un recordatorio a la memoria de ese gran venezolano. La próxima semana se cumplirá lo programado, desde hace ya muchos meses. 

Como el protocolo lo exige nuestras palabras comenzaran con una referencia a ese gran educador, investigador y administrador universitario.

Por casi cuarenta años una de nuestras líneas de investigación académica ha sido la formación de especialistas venezolanos en el exterior. Comencé en 1979 con una revisión crítica de los objetivos propuestos por la  Fundación “Gran Mariscal de Ayacucho” y he reconstruido la historia de estas experiencias educativas en Venezuela, desde antes de ser un Estado independiente hasta la actualidad. 

viernes, 13 de abril de 2018

Caminando... por América del sur y...

Ya somos una familia internacional o quizás globalizada. Es la tragedia o la ventura de los venezolanos de estos tiempos. 

La diáspora no es un tema solamente académico, que lo es y le hemos analizado, al menos a partir de los trabajos de otros investigadores. Es una realidad y muy dura de muchos venezolanos  en estos tiempos. 

jueves, 29 de marzo de 2018

"Madre, si me matan..."

Hace poco me regalaron la tercera edición de la Biografía de Andrés Eloy Blanco (2009) escrita por el tovareño Alfonso Ramírez, en una hermosa edición patrocinada por Drolanca, cuya tapa se muestra  en la imagen.


Para los venezolanos  que nacimos  en la mitad del siglo XX no hay navidad que se pueda celebrar sin Las Uvas del Tiempo  y la atragantada rapidísima de las doce uvas en el último minuto de cada año que culmina.  A veces sin pensar mucho en los deseos que se aspiran para el año siguiente.


Pero también, los de mi edad, recordamos el poema de Andrés Eloy Blanco Canto de los Hijos en Marcha, escrito mientras permanecía cautivo en La Rotunda (Madre si me matan...)[1]. Así mismo, su Palabreo de la Loca Luz Caraballo, producido mientras estuvo confinado en Timotes, luego de ser liberado del Castillo de Puerto Cabello.

miércoles, 14 de marzo de 2018

UN METRO DE DRIL Y LAS PRESTACIONES SOCIALES: Tragicomedia en tres actos


Por: Yajaira Freites (')

Acto I

En estos días en Venezuela ocurren situaciones insólitas; les narro lo que le aconteció a una colega investigadora de un reputado instituto de investigación del país.

Después de haber realizado los trámites para su respectiva jubilación, 40 años de servicios y firmado su jubilación a finales de octubre del año pasado, se queda a la espera del pago de sus prestaciones sociales… cuyo monto no tiene idea por cuanto será por los diversos aumentos logrados por los investigadores de su centro, a trocha y mocha y siempre en desfase.  

Simplemente no le permiten tener una idea aproximada.

domingo, 11 de marzo de 2018

Que se va, que viene…

Estoy despierto y son las 2:45 am. !Caramba, seguimos a oscuras en la bella ciudad de Mérida (Venezuela)!

La energía eléctrica ha estado en un ir y venir. Ya, como decían en la Nicaragua Sandinista de inicios de revolución, no había apagones sino “luzones”.

Han sido tres interrupciones de la energía eléctrica a lo largo del sábado 10 de marzo de 2018.  Desde la mañana hasta la tarde. La más reciente, y como me gustará decir, la última, comenzó a las 2: pm del sábado y acaba de concluir a las 3:00 am del domingo. Justamente ahora cuando escribo esta nota.

viernes, 9 de marzo de 2018

¿Justicia y paz: ¿de quien para quienes? (*)

Santiago de Compostela, parque Simeón
Por:
Alejandra Ruiz Hidalgo

Para nadie es un secreto que atravesamos el peor panorama, político, social y económico en el país. 

En las noticias salen venezolanos pidiendo a gritos paz y justicia, para salir de la pesadilla  en la que estamos sumidos.  

Queremos despertar, pero aún nos sentimos en el más profundo sueño.

Hace unos días  viajé y visité una provincia española,  totalmente diferente a donde actualmente me encuentro.  En ella recordé mi ciudad (Mérida de Venezuela). Qué bonita será mi Mérida cuándo salgamos de éste mal momento, pensé...

viernes, 23 de febrero de 2018

A oscuras

Una vela que ya acaba
Por segundo día consecutivo nuestra querida ciudad de Mérida (Venezuela) esta a oscuras (ahora que releo éste post, debo decir que la cosa es reiterada, cada día incluso por doce horas).

El colmo de la desfachatez  son las declaraciones del Ministro Jorge Rodríguez a la BBC quien asegura que los cortes de energía eléctrica ocurrieron en el 2016 y que están siendo superados. Vea las declaraciones aquí:
http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-43544726

No son una, dos o tres horas sin fluido eléctrico. El miércoles 21 quedamos a oscuras a las 2 pm y llegó el servicio a las 11 pm.

Hoy viernes son las 6:20 am y La luz se fue en toda Mérida desde las 4 pm de ayer jueves. Con la diferencia que las zonas que no se les va la luz, ahora si están a oscuras. Ahora son doce horas sin luz de cada día. 

Y es un misterio, en esta pequeña ciudad: vecindario de los familiares del Vicepresidente; residencias y club militar y el estadium de fútbol, permanecen con sus luces encendidas, cuando toda Mérida está a oscuras. 

Parece que esta vez solo la torre del hospital universitario se ve encendida: pero allí no hay medicamentos ni funcionan los equipos: pobre gobierno, qué saboteo tan grande o qué ineficiencia.

martes, 20 de febrero de 2018

DE TÍTERES Y TITIRITEROS

 Jesús Alfonso Osuna C.
Imagen (*)

¿Cuál otra desgracia debe ocurrir en nuestro país para conmover a la sociedad venezolana?...tal parece como si la de las dos últimas décadas nos hubiera arropado junto con el horror que la acompaña dejándonos carentes de capacidad de respuesta a pesar de los estragos que los culpables de la misma continúan causando. 

Es como si el habernos acostumbrado a lo que nos ocurre fuera inherente de nuestra condición de seres sociales, pues faltan adjetivos para calificar las ofensas que de aquellos hemos recibido, pero sobran reclamos y reproches en voces ahogadas por el peso de la indiferencia… ¿problemas?... ¡¡¡no!!!... otros los niegan, nos enfrentan y nos dicen: “es el producto de mentes perversas que intentan negar las bondades de una forma de conducir al país”... ¿pero, acaso no son atroces los problemas que padece la población venezolana?...es tragedia que perturba nuestra existencia…es calamidad social