sábado, 14 de mayo de 2011

Viviendo de ilusiones



El gobierno venezolano es un caso, en la ciencia política, aparentemente extraño. Tiene los males de los populismos caudillistas del siglo XIX,  con rasgos de una democracia “posmoderna” de fines del siglo XX  y con la fuerza que le da la hiperpresencia mediática, tan característica  del siglo XXI. No es un tema  sencillo, saber a ciencia cierta:  ¿qué es? Dejemos esa tarea a los politólogos.

Lo que si no hay dudas es que el presidente venezolano es un caudillo,  más que político, mesiánico,  cuasi religioso,  para amplias capas sociales del país. Dos figuras de su basta legión de seguidores son suficientes para mostrar cómo incide  en dicho sectores sociales.  La primera  fue sin duda Lina Ron, lamentablemente fallecida. La violencia contra los opositores o contrarios al proceso y el amor con que asumía su relación con el Presidente y la Revolución Bolivarista fueron emblemáticos.

viernes, 13 de mayo de 2011

Lanzar basura y hacer registros

Alonso Valero

Foto: HRC
Nunca como ahora la conflictividad social ha llegado a los niveles alcanzados en los últimos tiempos.  Un indicador de los apremios sociales es  el número de fallecidos  los fines de semana, muchos de ellos imputados  a la delincuencia. Otro indicador es el número de manifestaciones, protestas, trancas de calles y una forma muy particular de protesta: la huelgas de hambre.

Huelga de hambre  de jóvenes estudiantes a favor de los presos políticos, huelga de los enfermeros por un salario justo, huelga de los obreros  para  que se les honren sus derechos laborales, huelga de hambre de estudiantes de universidades autónomas, para que se les aumente las becas, tanto como la que tienen  los estudiantes de las universidades experimentales controladas por el gobierno. En este último caso para que también  se mejoren los presupuestos universitarios deficitarios.

viernes, 6 de mayo de 2011

La muerte de Pilar

Humberto Ruiz

Foto: F. Rivera
Era ya una adolescente cuando, desde el Magdalena medio, llegó al Colegio de las Bethlemitas de Pamplona para ser educada. Para sacarle cualquier demonio que pudiera haber heredado de sus ancestros, pontificó el cura del pueblo. Los mal pensados podrían  adivinar que se enviaba a la remota institución, enclavada en la cordillera andina, para ocultar el pecado juvenil del párroco de otro perdido pueblo selvático. Pilar había crecido y con velocidad se aprestaba a dejar atrás la niñez.  Su físico y la chispa poética  la hacía cada vez más parecida al cura y maestro. Y por supuesto, su cuerpo era ya una versión mejorada del que  su madre tuvo  en el pasado y que cautivó a tantos criollos, con y sin hábitos. Sin embargo, sus años de feliz inocencia estaban  por terminar.

domingo, 1 de mayo de 2011

Doña Dolores Calderón y su hija Ana Dolores


Gracias a la gentileza de Begoña Tellería, quien estudió sus primeras letras en la escuela de Doña Dolores Calderón y su hija Ana Dolores, he recibido una foto del acto de la primera comunión de los niños y niñas que estudiaban en dicha escuela. La fecha del acto fue el 31 de mayo de 1955. La primera comunión se realizó en la iglesia de la Tercera, regentada por los Padres Redentoristas en Mérida (Venezuela). Las figuras que aparecen en los extremo son los de Doña Dolores Calderón (izquierda) y su hija Ana Dolores (derecha). Dejo a la capacidad de recuerdo para que se identifiquen algunas de las personas que aparecen. Agradecería  comentarios  sobre el tema. Sobre la escuela de Doña Dolores ver el link: http://comoenboticadehumberto.blogspot.com/2011/04/homenaje-mi-maestra-en-el-dia.html