jueves, 30 de junio de 2011

Diez propuestas para la autoridad educativa de la ciudad

Foto: H. Ruiz.
Humberto Ruiz
En el evento organizado por la Profesora Maritza Rangel Mora a fin de formular las bases del Plan de Desarrollo Local Urbano Sustentable de Mérida, del pasado 29 de junio, hice una propuesta  sobre la conveniencia de tener una autoridad de coordinación única para  que se encargue de propiciar un sistema escolar de calidad, pensando en el horizonte del 2030. A continuación las tareas que en nuestro criterio debe tener dicha autoridad. 

lunes, 27 de junio de 2011

A la segunda va la vencida: ciudad y educación

Humberto Ruiz

Foto: Academy Bridge de Londres, HRC (*)
Este miércoles 29 de junio de 2011, se intentará de nuevo realizar el foro taller“La Educación Necesaria para la Mérida que Soñamos”. El evento forma parte de un proyecto Interinstitucional Cooperativo (PIC) financiado por el Consejo de Investigaciones (CDCHTA) de la Universidad de Los Andes (ULA) titulado: “Plan de Desarrollo Local Urbano Sustentable de Mérida.  Investigación es dirigida por Maritza Rangel de la Facultad de Arquitectura de la misma Universidad.

Como se recordará,  el evento fue suspendido la semana pasada,  debido a la situación de orden público que se vivió en nuestra ciudad, que en una extraña circunstancia es propiciada por sectores afectos  al oficialismo. Quizás para dar sentido a las palabras del gobernador del Estado Barinas, Adán Chávez, cuando llamó a buscar otras vías de lucha políticas, distintas a las electorales. En fin, esta también es una preocupación para los merideños: ¿cómo hacer para vivir en una ciudad en paz y tranquilidad, sin la zozobra de los conflictos de orden público que tradicionalmente la aquejan?





viernes, 24 de junio de 2011

Blanco Fombona y las letras americanas

Foto: Fundación para la Cultura Urbana
Luis Ricardo Dávila




He vivido una vida de espera, aguardando
Lo que no iba a llegar nunca (…)
R.B.F.


Acaso se equivocan quienes piensan que la figura y obra de Rufino Blanco Fombona es flor del pasado. Hoy cuando se cumplen ciento treinta y siete años del nacimiento del vate caraqueño (17.6.1874), su legado está más vigente que nunca: persistente lucha entre la inteligencia civil y la barbarie militar, constante denuncia de la norteamericanización del mundo, la adoración por Bolívar, consecuente militancia en las luchas en su país contra el despotismo caudillista. Extraña mezcla de poeta de finos versos con intelectual de lacerante prosa, este bravo ingenio jamás habría de pasar inadvertido. A Blanco Fombona le mordió durante toda su vida la pasión americanista, en páginas furibundas dejó plasmado su constante idealismo.

Quien no haya leído sus páginas de combate contra las dictaduras personalistas y bárbaras del castro-gomecismo (El hombre de hierro 1907, Judas Capitolino, 1912, El Hombre de Oro 1915), se pierde de comprender los oscuros y sutiles mecanismos del despotismo criollo. 


martes, 21 de junio de 2011

Educación y ciudad

Humberto Ruiz
Aviso a las puertas de un colegio de Mérida en junio de 2011


(Suspendido por disturbios en la ciudad)


El 22 de junio de 2011 he sido invitado a participar  en un Foro-Taller: “La Educación Necesaria para la Mérida que Soñamos”, organizado por la profesora de la Facultad de Arquitectura Maritza Rangel, del Grupo de Investigación sobre Espacios Públicos, quien dirige un Proyecto PIC: Bases para la Elaboración del Plan de Desarrollo Local Urbano Sustentable para la Ciudad de Mérida”. También participa en la organización del evento la Profesora Carmen Carrasquel, Directora de la Escuela de Historia de la Facultad de Humanidades y Educación de la Universidad de Los Andes. 

El Foro-Taller se llevará a cabo tal como dijimos este miércoles 22 de junio del presente año a las 2:00 p.m. en el Auditorio del Colegio Sagrada Familia, ubicado en la Avenida 3 entre Calles 17 y 18 (pasos arriba de la Iglesia de El Perpetuo Socorro) de esta ciudad.

viernes, 17 de junio de 2011

Etnografía culinaria merideña

Humberto Ruiz

Foto: Jean-Luc Crucifix 
Con rigurosidad casi religiosa, cada domingo un grupo de vecinos de Mérida (Venezuela) nos encontramos en un restaurant que tiene ya más de cincuenta años de existencia. No ha sido siempre regentado por sus propietarios actuales: Inés y sus hijos Jesús y Angélica. Me refiero a El Chipen.  La razón principal para cumplir con esta cita es la sabrosura del menú que ofrecen, lo solidario de los precios y lo agradable del ambiente: conversamos sobre lo humano y lo divino de la semana que finaliza y nos citamos para el domingo siguiente.

Últimamente, también hablamos y compartimos lecturas recientes e intercambiamos libros. Sobre éste último tema llegó a nuestras manos, uno de estos domingos, una recopilación de recetas campesinas de los Andes venezolanos: Recetas Olvidadas (2010) de Gamal El Fakih Rodríguez, edición bilingüe  (Español y Francés), editado en Canadá.

miércoles, 15 de junio de 2011

Los italianos y Mérida

Humberto Ruiz




Constantino Valeri
Hace unos días se celebró en el Paraninfo de la Universidad de Los Andes (Venezuela) un lucido acto para conmemorar los ciento cincuenta años de la unificación italiana.  Con ese motivo ofreció un discurso muy interesante, Jesús Rondón Nucete, que tuvo como propósito resaltar el aporte de la inmigración italiana a Venezuela en general y a Mérida en particular.  De lo primero, que recuerde, se focalizó en la figura de Francisco Isnardi y su vinculación con la causa independentista, el papel que tuvo en la redacción del Acta de Independencia del cinco de julio de 1811 y en la organización de la Gaceta de Caracas.[1] 

Luigi Bosetti
Rondón Nucete hizo algunas otras consideraciones en relación a Venezuela, aunque lo que más conmovió al auditórium fue la exposición de un detallado y agradable  anecdotario de los inmigrantes italianos, quienes llegaron y se establecieron en la ciudad de Mérida y algunas de sus poblaciones  como Tovar, Santa Cruz de Mora, Zea, Jají y Chiguará entre otras.

Hablando con el autor del discurso, al concluir el acto, indagué sobre los más importantes personajes a quienes se había referido. Al respecto los sintetizó en quienes podrían permitirnos ordenar la presencia de los italianos en Mérida cuatro grupos: quienes llegaron en la segunda mitad del siglo XIX como Constantino Valeri; quienes lo hicieron a inicios del siglo XX como Luigi Bosetti; quienes se establecieron un poco más tarde como Mario Spinetti y finalmente aquellos  otros que tocaron tierras andinas luego de concluida la Segunda Guerra Mundial  como Pedro Gréspan y sus hermanos. Debo manifestar que también se refirió a grupos más recientes que mi memoria no fijó.

domingo, 12 de junio de 2011

Incomunicados, sin periódicos y sin afrecho

Foto (*) 
Perico de los Palotes

Hace algunos días recordaba con un amigo  que  en la década de los 90 del siglo pasado, cuando estuve en la Habana (Cuba) me encontré con un académico español que visitaba la isla  y quien durante quince días la  pasó sin cepillarse los dientes, pues dejó el suyo  olvidado en Salamanca de donde partió para ir a la isla. Aquello me pareció insólito, pero lamentablemente real. El causante del  infortunio  fue el bloqueo, le explicaron con reciedumbre y contundencia los amigos cubanos del momento. No estaba lejos  el recuerdo de los amigos de la Universidad de la Habana que venían a la ULA y al regresar se iban cargados de  mil cachivaches entre ellos desodorantes, jabones, cremas de dientes  y pare Ud. de contar.  Ahora estamos llegando a esa realidad en nuestra querida Venezuela.

La autonomía universitaria un concepto complejo

Humberto Ruiz (*)

El 28 de marzo de 2001 un grupo de estudiantes  de la Universidad Central de Venezuela –con el apoyo no disimulado de altas esferas del Gobierno Nacional, en particular de la Vicepresidencia de la República en ese momento dirigida por Adina Bastidas-  tomó las instalaciones del Consejo Universitario de dicha institución. Durante más de treinta días se mantuvieron en el local de la máxima autoridad de la Universidad.[1]

La historia de este hecho, que trató de repetirse en otras universidades autónomas del país, no ha  sido reconstruida ni analizada con la necesaria objetividad. Viéndolo en perspectiva histórica,  en el hecho se mostraron las líneas fundamentales que ha tratado de impulsar el gobierno del presidente Chávez para controlar las universidades autónomas nacionales y algunas otras de carácter experimental, que han gozado de autonomía para elegir a sus autoridades. Hablamos aquí de la llamada “constituyente universitaria”.  Mecanismo que se ha modificado ahora por la estrategia del cerco presupuestario  y la desestabilización política electoral, para incorporar a la elección de las autoridades un concepto de comunidad universitaria  distinto  al  establecido en  la Constitución de 1999. Es decir, al imponer en la LOE el voto paritario entre profesores, estudiantes y egresados, y adicionar además el de los empleados y obreros de las instituciones universitarias. 

sábado, 4 de junio de 2011

!Con la Constitución todo...!


Foto del Aula Magna de la ULA (*)
Humberto Ruiz






Acaba de aparecer un interesante trabajo, suscrito por un Grupo de Profesores de Derecho Público de las Universidades Venezolanas y cuyos ponentes son: Ricardo Antela G, Humberto Njaim y Enrique Sánchez F.[1] Es una de las múltiples manifestaciones que se han producido a raíz de la aprobación de la Ley de Educación Universitaria (LEU) por la extinta Asamblea Nacional (AN) el 23 de diciembre de 2010 y el posterior levantamiento de su sanción, solicitado por el Presidente de la República, unos días después (04.01.2011).

jueves, 2 de junio de 2011

Calidad y currículum en las universidades

Humberto Ruiz


Hay un teórico del currículum en la educación superior, de cuyo nombre no puedo acordarme –como parafraseando al Quijote-,  quien ha expresado radicalmente la dificultad de cambiar el currículum. El personaje ha dicho que es más fácil mudar a los muertos de un cementerio, con su participación, que producir cambios en el currículum universitario. Quizás sea una exageración, pero algo de cierto hay.

En esto de los cambios del currículum hay mucho de donde cortar. Pero, circunscribiéndonos al nivel más elemental del mismo, aquel que se traduce en el programa de la asignatura  y de la práctica del docente en el aula, hay cambios y pueden ser muy importantes, sin que prácticamente la administración universitaria  los detecte, los evalúe y en caso positivo los estimule. Pero, quienes sí se percatan de ellos son los alumnos y también los empleadores, cuando los estudiantes salen al mercado laboral.  Los alumnos saben cuándo un profesor conoce lo que enseña y si lo hace bien, de la misma forma, en qué medida está actualizado.