miércoles, 26 de febrero de 2014

¡Ay, que feo!

Foto 1
Los venezolanos estamos frente a una grave crisis política, que expresa otras más profundas de carácter social, cultural y económica. No dudamos en calificarla como la más peligrosa  que hemos vivido en toda nuestra historia reciente. 

La situación se puede resumir así: tenemos un gobierno que “ganó las elecciones” con un poquísimo margen, pero insiste en imponer un modelo social  que mucho han expresado no aceptar.  Es decir, que la sociedad venezolana está polarizada y enfrentada, como nunca antes.  Adicionado a lo anterior, existe una grosera injerencia del régimen cubano en el gobierno de Maduro,  que se muestra  y sostiene sin ningún recato, ni pudor. Y este último componente es una compleja realidad que impone  la más pesada limitante, para alcanzar una salida a la crisis.       

lunes, 17 de febrero de 2014

Del día de la Juventud al de San Valentin y más...

Foto 1.
Muchas cosas han ocurrido en Venezuela en estos últimos seis días, del 12 al 17 de febrero de 2014. Mérida y sus estudiantes universitarios, con los de la ULA a la cabeza han escrito páginas memorables. Los hechos comenzaron al inicio de la semana con protestas contra la inseguridad, por un intento de violación a una estudiante del Núcleo Universitario "Pedro Rincón Gutiérrez" de la ULA en San Cristóbal. La reacción de la policía del gobernador oficialista del Táchira fue desproporcionada y podríamos decir que absolutamente absurda si lo que se quería era impedir que se expandieran las protestas por todo el país.

viernes, 7 de febrero de 2014

Una Sociedad Particularmente Enferma...

Por Jesús Alfonso Osuna C.

Foto HRC (*)
La rabia no es enfermedad infecto-contagiosa, pero cunde entre nosotros. Verdad que aturde, que duele tanto o más que otras, porque es dolor de muchos y temor de todos. Porque las víctimas que genera tal dolencia nunca aliviarán su dolor, ni tendrán consuelo para su desamparo; no habrá remedio para la soledad que a muchos siempre ha de acompañar: la de los niños en orfandad eterna, el desconsuelo de quienes no pudieron comenzar a construir hogar, y el temor de aquellos que confiaban que el suyo era seguro; en fin, los sueños y el mañana de muchos truncados para siempre. ¿A qué viene todo esto? 

lunes, 3 de febrero de 2014

Una visita a Oświęcim:[i] belleza y muerte

Por: Yajaira Freites

Era una tarde ligeramente asoleada cuando llegamos a Auschwitz. Veníamos de pasar una intensa mañana en Cracovia, la cual habíamos recorrido en la primera parte de la mañana en medio de una pertinaz lluviecita.

Como parte del tour se nos había dado la alternativa de quedarnos a merodear en Cracovia o tomar el autobús para ir a Ozcemín (Oświęcim), como los polacos suelen referirse a ese lugar de exterminio. Por eso, en el trayecto, estaba desconcertada de que la palabra Auschwitz no apareciera en los letreros de la carretera y manifesté a mis amigas de viaje mi inquietud por haber tomado el bus equivocado.

Finalmente llegamos. Fue sorpresivo cuando nos indicaron que podíamos bajarnos del autobús, caminamos sobre la grava del sendero que nos llevaba a ese célebre portón donde todavía está el letrero en alemán: Arbeit Macht Frei (el trabajo libera).


El ruido de las cámaras fotográficas empezó escucharse. Nuestro guía nos dejo en manos de una joven polaca, alta, pelo corto y con lentes que se disculpó en inglés con los que hablamos en castellano por no hablarlo. No hacía falta, su hablar pausado y con acento hizo que fuese fácil entenderla.


sábado, 1 de febrero de 2014

Alonso

Firma de Alonso Ruiz Valero (*)
Dedicado a Santiago, Fabiana y Hanna  los últimos descendientes hasta ahora, de 
Alonso Ruiz Valero


Tendría  escasamente diez y siete años cuando se lanzó a conquistar las Indias, como tantos otros hijosdalgos de esos tiempos. Natural de Hellín, Reino de Murcia para la época, había nacido en 1568. Llegó a Cartagena de Indias, que era un pequeño villorrio en 1585 y allí terminó de hacerse el hombre que fue.