viernes, 21 de julio de 2017

¿Exodo del alma?

La mascota es una de los recuerdos que la autora dejará en Venezuela (HRC)
Por: Alejandra Ruiz Hidalgo 

Para nadie es un secreto la situación que vivimos en estos Venezuela  estos días.  

Sin embargo, muy alejado del panorama externo, de todos aquellos amigos que viven en otros países,  que manifiestan su empatía y apoyo a Venezuela y su gente, esos amigos que quieren otro país o un milagro diría yo, alentándonos, diciendo que el cambio en Venezuela está cerca, no terminan de entender la dimensión total de  lo que nos ocurre. 

lunes, 10 de julio de 2017

Los que se van

                   
A Juancho, Juan Diego, Santiago y Alejandra.

Unos se fueron y otros se van.


La perspectiva académica está ausente en este escrito. Son líneas que nos salen del corazón, pero que hay que dejar que se concreten para aliviar nuestra mente.

La emigración nos comenzó a tocar y fuertemente. Ya no como receptores, que lo fuimos desde la mitad del siglo XX hasta finales de la década de los 70. Ahora somos expulsores de nuestra gente, en particular de los más jóvenes. Es otro logro del “Socialismo del Siglo XXI".

En nuestro caso familiar, ya son dos las generaciones que se marchan. 


sábado, 8 de julio de 2017

Horas decisivas


Hoy sábado 8 de julio (2017) nos levantamos decididos a colocar en éste blog una información sobre el Plebiscito que se ha propuesto para el próximo domingo 16 de julio, material  que  nos pareció muy claro.  Pero, luego de un día anterior caracterizado por la tranquilidad ciudadana  en mi ciudad de Mérida  y por la absoluta imposibilidad de acceder a las redes sociales, me sorprende gratamente una noticia: El TSJ da casa por cárcel a Leopoldo López.

sábado, 1 de julio de 2017

Las deudas pendientes de la democracia y de los demócratas

Foto: HRC (*)
Roberto Rondón Morales. 
Miradas Múltiples. 

PORTICO

Cuando un dique se revienta, el agua se precipita río abajo hasta el mar, con una triple catástrofe. Destruye las obras del hombre aguas abajo, se desparrama  sin ninguna utilidad o servicio y deja secas las  márgenes altas con sus consecuencias

Un cataclismo político igualmente  afecta  todo, en especial si no se considera que la hora que conduce a  una superioridad moral y política al  triunfo, puede ser también la de la derrota porque en nuestro caso, las instituciones políticas, sociales y económicas están  destruidas o muy deterioradas, y el efecto amortiguador que ellas hacen no será posible ni suficiente.