jueves, 22 de enero de 2015

!Por un mejor año…!

La quema del año viejo es esperanza para el venidero (*)
Hace ya casi un mes que no escribo en este blog.  No es fácil cuando tus manos y mente lo único que pueden articular es crispación, dolor, desasosiego y  desesperanza.  

El límite de esa situación se hizo presente ayer,  al escuchar al Presidente Maduro. 

Bueno, realmente no lo escuché –mi tiempo es más valioso, así no haga nada- como para gastar un solo minuto en oír cosas tan poco edificantes como las que generalmente expresa.  

Hay gente que lo escucha. Unos por su trabajo, otros por el interés  que el presidente de cualquier república genera en sus habitantes.  Y respeto a sus eschuchas, por su paciencia.

He querido comenzar los escritos del 2015 en el blog, deseándole  a los lectores – no sólo de Venezuela- mis mayores esperanzas por éste año que recién comienza y que ya concluye su primer mes de vida.  Y el motivo de este texto es un correo electrónico que recibí de un dilecto amigo, quien sí escucho al Presidente. Su análisis me llenó de asombro y luego de risa.  Si ciertamente, como le creo a mi amigo, que Maduro dijo lo que el asegura, pues nos creerán –a los venezolanos- unos perfectos idiotas.  Va el correo recibido, con las excusas a su autor, por publicarlo sin avisarle. Pero, en esto de las redes sociales, todos somos comunistas… es decir creer que la propiedad es mala –en particular la de los demás- incluyendo la intelectual. Dice así el autor del análisis:

Estimados amigos "muy buenas noches", acaba de finalizar la Cadena de unas 5 horas y disculpen por interrumpir vuestro sueño.
Sin entrar a analizar si dijo o no dijo NADA,  quiero compartir con ustedes la siguiente preocupación:
Si mal no entendí -y ruego me disculpen si no es así- escuché lo siguiente (palabras más, palabras menos): " AYER AGARRAMOS A UN TIPO QUE HABÍA COMPRADO HACIENDO COLAS, 300 VECES EN 15 DIAS, ES UN SABOTAJE, UN INFILTRADO DE LA DERECHA REACCIONARIA, UN DESESTABILIZADOR....".
Veamos: 300 compras en 15 días = 20 compras al día (incluyendo sábado y domingo). Al menos estuvo en la cola -como mínimo- una hora (a tan sólo que sea un protegido, tenga privilegio, carnet del partido, amigo del bodeguero, novio de la madrina, etc.); esto sumaría 20 horas.
Si el ciudadano en cuestión compra y paga -rapidito y sin buscar mucho- en una hora (haciendo cola para pagar !!!ojo¡¡¡), ya van 21 hora.
Si logra transporte de su casa -si vive cerca del negocio- IDA Y VUELTA (aún en moto taxi) una hora adicional; ya van 22 horas.
En el supuesto caso -no nombrado en el Discurso/Cadena- que el ciudadano sea pulcro (y no hay porque dudarlo) utilizaría en término medio una (1) hora en su aseo personal (incluye baño, reposo mañanero, otras necesidades, etc.); ya van 23 horas.
Imaginemos que el buen ciudadano no haga NADA más ( y valga la redundancia).
Es todo un fenómeno: Le queda UNA HORA AL DÍA para desayunar, almorzar, cenar, ver TV, utilizar su celular, llamar a un amigo (a), ir al Banco, DORMIR, leer la prensa (el ciudadano es culto), saludar al vecino, utilizar su Laptop, visitar la novia si es joven (o la amante si es que tuvo tiempo de conseguirla), hacer otra necesidad (????) y pare de contar........
Envidio a  ese ciudadano, o al menos quiero conocerlo (aún preso) para felicitarlo. CON.... 300 compras en 15 días ¡¡¡NI QUE ESTUVIERAMOS EN MIAMI CON NUESTRA ESPOSA ....................Y.................... LOS CARAJITOS !!! Feliz Noche...SIN COMENTARIOS.......


Tanto da el agua al cántaro que lo revienta, dice el pensamiento popular. Creer que somos idiotas puede ser un riesgo que se les revierta.  Esperemos que tengamos un mejor 2015, mejor que los presagios de todos los analistas…

_________________________________________________
Nota:

(*) Adivine el personaje del año viejo, jajaja.