sábado, 18 de octubre de 2014

Financiamiento para el exterior: ¿Se acaba una tradición?

La Puerta del Paraiso (*)
A partir del viernes 03 de octubre de este año, los jóvenes que habían solicitado divisas ante el organismo competente del Gobierno venezolano para realizar estudios en el exterior, se les ha informado que su petición está negada. Son miles los que han recibido el correo electrónico que comunica que la negativa se sustenta jurídicamente en lo establecido en el artículo 8 de la providencia 116. En la misma se indica que “el otorgamiento de la autorización está sujeto a la disponibilidad  del Banco Central de Venezuela  y a las prioridades determinadas por el Ejecutivo mediante Decreto 2320”. 

Con esa medida el Gobierno Nacional venezolano interrumpe, y espero que sea sólo interrupción pasajera, una larguísima tradición del Estado venezolano de financiar a estudiantes en el exterior total o parcialmente, como es este último caso.  La petición de los jóvenes era comprar dólares  a precios menores que los existen en el mercado paralelo.


La primera noticia que se tiene sobre el tema de los estudiantes en el exterior, con financiamiento público, está incluida en las instrucciones giradas por Simón Bolívar, desde Lima al Consejo de Gobierno, el 9 de abril de 1825 (**). Allí se indicaba que:

El Consejo de Gobierno enviará a diez jóvenes con los comisionados a Inglaterra o por separado para que allí aprendan lenguas europeas, el derecho público, la economía política y cuantos conocimientos forman al hombre de Estado: Estos jóvenes deben ser desde doce hasta veinte años… El Consejo de Gobierno dictará las medidas necesarias para su subsistencia y enseñanza en Inglaterra y hará lo más que juzgue conveniente con respecto a este negocio”.

Un año mas tarde en la Ley de Instrucción de la República de Colombia, y en ese momento Venezuela formaba parte de ese Estado, se introduce un capítulo sobre premios y pensiones.  En ese aparte se estableció que:

“Si hubiere en las universidades estudiantes tan aventajados por su talento e instrucción que prometan mejoras para las ciencias y artes útiles… el poder Ejecutivo… podrá enviar a Europa a que perfeccionen sus conocimientos en diferentes profesiones aquellos que más sobre salgan por sus luces y buena conducta” (Art. 69).

Desde esa época, con variadas diferencias, todos los gobiernos venezolanos habían honrado esto, con diferentes énfasis, desde el siglo XIX hasta  el XXI.  Guzmán Blanco, Juan Vicente Gómez, Eleazar López Contreras, Medina Angarita y Marcos Pérez Jiménez, hasta su caída  en 1958. En la época democrática  eso se mantuvo y se incrementó  con el primer gobierno de Carlos Andrés Pérez quien instituyó la Fundación Gran Mariscal de Ayacucho que becó a miles de venezolanos para estudiar en el exterior (***). Cuando el programa creció y los recursos fallaron se pasó de la beca total al crédito educativo, a muy bajos intereses. Chávez cuando llegó al gobierno eliminó el compromiso de pagar y las becas siguieron, por supuesto ya más restringidas. Luego se pasó al modelo del financiamiento con la venta de divisas a precios controlados. Todo eso se detuvo -¿o se suspendió, momentaneamente?-  el pasado 3 de octubre de 2014:

NO HAY DOLARES PREFERENCIALES PARA ESTUDIAR EN EL EXTERIOR, NINGUNA ESPECIALIDAD.

Quienes estudian en Cuba, con financiamiento del Ministerio de la Defensa venezolano… ¿recibirán pesos cubanos? 

A los jóvenes venezolanos que hoy les arropa el desaliente solo queremos decirles: 1. Esto no durará para siempre. 2. Estudien en el país lo que puedan y háganlo poniendo todo el interés y esfuerzo posibles. 3. No abandonen su sueño de estudiar donde quieran. 4. Hay cientos, miles de becas en el mundo esperando por sus postulaciones.      




Notas

_______________________________________________________________

(*) Se conoce como La Puerta del Paraíso a la puerta del Baptisterio de Florencia que está frente a la catedral de Santa María del Fiore. La obra fue realizada por el orfebre italiano Lorenzo Ghierti entre 1425 y 1452. Espero que se entienda que el paraíso humano es el conocimiento y la preparación de los más jóvenes de una sociedad. Esa puerta está ahora cerrada en Venezuela para sus jovenes talentos que desean salir del país y prepararse. Esperamos  que se abra –y pronto- para quienes deseen estudiar afuera. La fotografía se ha tomado de: http://www.nationalgeographic.com.es/medio/2012/09/17/puerta_del_paraiso_1235x2000.JPG

(**) Los datos sobre la experiencia de becarios venezolanos en el exterior en el siglo XIX se pueden leer en: Ruiz, H. (2003): “Con la mirada en: Los estudiantes venezolanos en el exterior (siglo XIX)”.  Bitácora-e, Número (0), Enero-Diciembre, pp. 1-27. Ver en el Link: http://www.saber.ula.ve/bitstream/123456789/18347/1/articulo0-2.pdf

(***) Los datos sobre los programas de becarios en el exterior de Venezuela  en el siglo XX se pueden ver en:  Ruiz, Humberto (1997): Tras el fuego de Prometeo. Becas en el exterior y modernización en Venezuela (1900-1996). Caracas, Nueva Sociedad, CDCHT-ULA, -Fundacyte-Mérida, 283 pp.