martes, 25 de abril de 2017

Flores amarillas en la montaña

Foto1

Desde hace dos semanas las montañas de Mérida han mostrado los hermosos arboles  que dan una brillante flor amarilla. He perseguido ese árbol (fotos 1 y 4) de todos los lugares desde donde se ve, para compartirlo en mi cuenta Facebook.

Un grupo de amigos me han insistido que no es Araguaney de Montaña como lo conozco sino que tiene otro nombre.  Consulté con un amigo (AR) ingeniero forestal y  botánico y me explicó que son varias las especies.

Así: los arboles de flor amarilla, que podemos observar en esta época del año,  son de varias especies. Existen al menos,  el Guayacán, el Araguaney de Montaña y el Curarire. Sus diferencias  son varias. El Guayacán tiene hojas verdes y lisas. El Araguaney tiene las hojas peludas, es decir: pubecentes.  Y el Curarire se da en la zona del Sur del Lago de Maracaibo y su madera es muy fuerte.  Pero todas esas especies tienen en común que dan una flor color amarilla brillante, que contrasta con el verde del entorno.      

Luego de publicado el texto, Armando Rondón, nos mandó una foto que deseo compartir con los lectores, pues muestra las diferencias entre dos de las especies de los árboles amarillos (foto 1A).  La hoja de la derecha es de Guayacán y la izquierda es de Araguaney. Se notan las texturas diferentes. 


Foto 1A (AR)

El más famoso de los Araguaney de Montaña de Mérida lo sembró el Papa Juan Pablo II,  el 28 de enero de 1985, cuando estuvo de visita  en la ciudad. Este año floreció hermosamente como se puede observar en la foto 2.
Foto 2: Araguaney de la Plaza Bolívar (ARH)
Otro de los arboles, ya no se si es Guayacán o Araguaney de Montaña, es el que está en el cauce del río Albarregas y que sobresale del viaducto del Mercado Principal: foto 3.

Foto 3: Viaducto del Mercado Principal (ARH)

El que se ve en la falda de la Cordillera Sur de la Sierra Nevada en la parte sureste y se observa solitario, rodeado de vegetación verde e incluso de sembradíos de cambur, lo he seguido desde diversas partes de la meseta y se los muestro tal como se observaba, hace días, en su mayor esplendor,  fotos 1 y 4.   

Foto 4
En sentido contrario, al anterior ejemplar, en la montaña de la vertiente noroeste de la Cordillera Norte de la Meseta de Mérida,  en el lugar llamado Pie del Tiro, hay varios el que hoy está más hermoso y a distancia suficiente para captarlo con nuestra cámara fotográfica es el que aparece abajo en la foto 5.

Foto 5
En la carretera panamericana, en vía a la Azulita,  son muchos los que se dejan ver en todo su hermosura (fotos 6 y 7).  

Foto 6 Vía a la Azulita (ARH)


Foto 7 Vía la Azulita (ARH)
La última de las fotos es del ejemplar que está en la entrada de la urbanización San Antonio en la parte sur de la ciudad, tal como se ve en la última de las fotos, que acompañan a este post, foto 8.
Foto 8
El Araguaney fue declarado  "árbol nacional de Venezuela según decreto de Luis Beltrán Prieto Figueroa y Ricardo Montilla, para entonces ministros de Instrucción Pública, y Agricultura y Cría..., respectivamente, … el 29 de Mayo de 1.948, durante la...  presidencia del insigne escritor venezolano, Don Rómulo…  Gallegos…"[1]


Araguaney, Guayacán o Curarire… No sé diferenciarlos desde mi vista de transeúnte u observador lejano. Solo sé que es una hermosura de la naturaleza que deberíamos preservar e incluso desarrollar de forma sistemática.