miércoles, 6 de julio de 2011

El Parque Metropolitano Albarregas: El regalo para Mérida[1]

Humberto Ruiz

Parque sobre el cauce original del río Turia Valencia, España
A continuación transcribo el texto completo de un artículo sobre el Parque Metropolitano Albarregas,  que se publicó en noviembre de 2005, en un diario de la localidad (*). Creemos que lo propuesto allí sigue vigente y que los datos sobre ese sueño para Mérida, merecen convertirse en realidad.


Hace algunos años solía caminar todas las tardes por la sección del Parque Metropolitano de Mérida que tiene su acceso por las instalaciones de lo que hoy es el edificio de INPARQUES, detrás del estadio de béisbol menor. Hacíamos un recorrido de casi diez minutos en cada vuelta y con cuatro –a veces hasta cinco– cumplía una rutina diaria que me ayudaba a mantener la salud. Desde hace algún tiempo eso no lo pudimos volver a realizar. La inseguridad y el abandono de ese espacio de la ciudad es tristemente una realidad.




Quince días atrás, por este mismo medio destaqué que la ciudad de Mérida cumplirá en octubre de 2008 cuatrocientos cincuenta años de fundada. En esa oportunidad, con el apoyo de Maritza Rangel, de la Comisión Universitaria de Asuntos Ambientales, quien me proporcionó los datos y detalles, mostré lo que los merideños hicieron en la década de los años cincuenta del siglo pasado, para cambiar el rostro de la ciudad, a propósito del cuatricentenario de la ciudad.

Hoy vuelvo a insistir que las instituciones públicas debemos juntarnos para ayudar a reordenar la ciudad con miras a hacerla más vivible, tomando como pretexto que en tres años la ciudad cumplirá cuatrocientos cincuenta años. Pero además en razón de que el gobernador del Estado, los alcaldes de Mérida y Ejido y las máximas autoridades de la Universidad de Los Andes terminaremos nuestro período de gobierno justamente en el 2008.

Ahora bien: los habitantes de esta otrora plácida ciudad y ahora congestionada urbe, se preguntarán: ¿qué es el Parque Metropolitano Albarregas? Para responder esta pregunta he tomado casi textualmente la información que trascribo de una comunicación que nos envió Luis Jugo sobre el particular:

“Aproximadamente 612 Hectáreas... constituyen el “Parque Metropolitano Albarregas” a lo largo de 22 kilómetros en el área metropolitana de Mérida-Ejido en los municipios Libertador y Campo Elías.” Está conformado por los “(...) los ejes de recorrido de los ríos Milla y Albarregas, antes de la desembocadura de éste al río Chama, e involucra la recepción de aguas de innumerables cursos de agua de la Microcuenca del Río Albarregas (ríos La Pedregosa y Montalbán, quebradas El Rincón, Gavidia, La Resbalosa, Carvajal, entre otros). Esa extensión de valiosísimos terrenos urbanos “(...) son reconocidos actualmente como uno de los más importantes ejes estructurantes del Área Metropolitana”, de la ciudad de Mérida.”

“En el sector se consiguen desde zonas forestales de gran valor ambiental y escénico a distintos pisos climáticos y altitudinales, importantes zonas ocupadas por instituciones tanto de la Universidad de Los Andes como de entidades oficiales y privadas, zonas educativas, asistenciales y de otra índole, hasta zonas residenciales, urbanizaciones, barrios y espacios notablemente afectados por la intervención humana.”

“El río Albarregas y su cuenca ...ha sido objeto de decretos Presidenciales y Resoluciones Municipales desde 1970,” lo que supone que se cuenta con la estructura jurídica para mantenerlo como un valor urbano para beneplácito de todos. Contrariamente, los habitantes de esta ciudad y sus autoridades, por desidia, desinformación, aceptación de intereses particulares mal entendidos, lo hemos “(...) convertido en una cloaca abierta al recibir la mayor parte de las aguas servidas del área metropolitana. (...) Por lo que, su recuperación y la incorporación de su territorio para ornamentación, embellecimiento, saneamiento ambiental, esparcimiento y bienestar de la población' (según el decreto Presidencial de 1982) más turismo y educación ambiental, constituye el principal reto social ambiental del par urbano Mérida-Ejido y quizás uno de los principales proyectos urbanos a corto plazo para la ciudad de Mérida”.

Tercamente seguiremos empeñados en ayudar –en la medida de nuestras posibilidades– para hacer del Parque Metropolitano Albarregas una realidad para Mérida. El rector de la ULA, profesor Léster Rodríguez Herrera, se ha comprometido. Primero designó la comisión que le propuso el proyecto y luego ha solicitado a la OPSU recursos para instalar la oficina que elabore, con los apoyos interinstitucionales necesarios, el Plan de Desarrollo Institucional y Ambiental del Parque Metropolitano Albarregas. Nos queda que otras instituciones públicas, que deben estar incorporadas a esta tarea lo manifiesten y hagan realidad. La mesa está servida.

Estoy seguro de que los merideños, los nacidos aquí y los que la han hecho su lugar de vida, seremos capaces de emular lo que hicieron nuestros antepasados hace tan sólo cincuenta años, cuando cambiaron el rostro de la ciudad para celebrar los cuatrocientos años de la fundación de Mérida.


(*) Publicado en el diario Frontera, Mérida, 07 de noviembre de 2005