miércoles, 12 de septiembre de 2012

REFLEXION SOBRE EL PROBLEMA DE LA BASURA EN LA CIUDAD DE MERIDA



Basura en la cercania del Mercado Principal de Mérida
Explicación: Hace unos días nos llegó al correo electrónico el artículo  que coloco a continuación en el blog. Estuve buscando a la autora del mismo -desconozco si firmó con un seudónimo o es su verdadero nombre-. Pero, lamentablemente no fue posible encontarla. Pese a no compartir la totalidad de su análisis, nos solidarizamos con su preocupación y agradezco desde aquí su escrito, tanto que nos tomamos la libertad de compartirlo con nuestros lectores. Los que vivimos en Mérida debemos reaccionar para tener una mejor ciudad (HRC).



"Indignación es la palabra ante el caótico estado de los espacios públicos de esta ciudad.  

Vergüenza  por estos políticos mediocres  que en sus pugnas infantiles  se juegan la salud de toda la colectividad.

Tristeza  por el comportamiento de la sociedad quienes  a la par de los políticos que tanto critican  sacan los desperdicios sin bolsas, tratamiento especifico, ni sentido común creyendo que  colocándola en medio de las avenidas el problema se va a solucionar.
   
Pesar por unos comerciantes y empresarios, que a pesar de sus ingresos diarios son incapaces de  solucionar el problema mientras pasa la crisis colectiva.

Impotencia, cuando desde los autobuses, taxis y carros particulares la gente lanza todo tipo de desperdicios  y hasta pañales desechables.

El problema es de TODOS. Y quien insista en montárselo a los políticos es tan absurdo  como   los políticos mismos.

Vivo en una residencia  modelo, donde ante esta  crisis se le da el trato indicado a los desechos sólidos; bolsas reforzadas y de gran resistencia, almacenadas en un cuarto de basura con su puerta cerrada evitando que perros y mendigos las rompan  a la espera del camión, se rocía diariamente con creolina y si finalmente no aparece un camión por ninguna parte  se busca uno privado que haga el trabajo.

Tengo amigos dueños de restaurantes que concienzudamente guardan los desechos de pescado, carnes, mariscos y pollo en sus congeladores a la espera del camión de la basura, muchos de ellos ya han saturado a su capacidad en los cuartos fríos.  Un venezolano con sentido común y típica picardía le  propuso a los vecinos de la Av. 4  donde está ubicada la Posada  Casa Sol y la Casona de Margot llevarse la  basura a cambio de una  módica suma, limpiaron su calle y resolvieron la semana pasada  su problema.  Hay que hacerlo? Sí. Toca hacerlo cada semana  hasta que esto pase.

Hay que resolver y dejar a un lado  esa patológica  necesidad de que Todo no los haga un gobierno!

Pero, somos pocos... muy pocos los que  entendemos  que  la colaboración empieza por casa.

Un conocido, lujoso y nuevo hotel de la ciudad, mantiene  su puerta de vidrio cerrada porque no aguantan el olor en la recepción por la basura generada por el mismo establecimiento y colocada  en la entrada de su estacionamiento.  Sentido común? Solucionamos cerrando la  puerta?   Por qué mejor  no manejar el problema mientras los políticos absurdos se ponen de acuerdo? Estamos en plena temporada turística y con el hotel a toda su capacidad...  Dónde queda la lógica y la iniciativa?  Y podría seguir enumerando casos positivos y negativos, pero ese  no es el fin esta reflexión.

Cerrarle el escenario político a la Oposición con esto, sí perfectamente.  Quien aun pudiera  creer en el Alcalde que tenemos para futuro gobernador ya definitivamente ahogó todas  su esperanzas-.

Votar  por quien le hizo la guerra sucia  para el desprestigio? .... Error.Estaríamos  premiando  el descaro, el abuso  y la falta de respeto  a nosotros como ciudadanos.-

Creo que ninguno merece  nuestro voto, son todos iguales. En sus tretas políticas nos llevaron a este estado de desesperación en el que cualquier mesías redentor  que se aparezca con unos  camiones
y retire  todo,  se lleva  la polla.  La gobernación  cual espectador sacando cortos de critica en sus noticieros por la televisor local. Y piensan que así se gobierna.... que equivocados estamos todos.

Solo me resta agregar que el pueblo tiene el  Gobierno que se merece, porque mientras nuestro civismo y sentido común sigan durmiendo, no podremos nunca darle una lección  a estos  políticos de pacotilla que nos gobiernan  sean del color que sean.


Danitza Suárez, una ciudadana mas."