lunes, 10 de noviembre de 2014

El Muro

Foto 1.
Crecí con la imagen en mi mente de El Muro que separaba  Alemania en dos sociedades opuestas y con sistemas políticos y económicos totalmente distintos.

No es que viviera allá. Pero, en la provinciana Mérida, la confrontación política que enriqueció nuestra vida de liceísta y estudiante universitario, El Muro siempre estuvo presente.


Además, como coleccionista de la famosa, y hoy desaparecida, revista Life en Español, fueron muchas las fotos vistas allí y que recuerdo de esos años de ignominia de la especie humana y de la tragedia de los habitantes de esa ciudad y de toda una sociedad como la alemana.

Foto 2
En agosto de este año visité Berlín y una de las zonas que quise conocer fue la que ha sido organizada como memorial para recordar lo que fue esta zona y para que las nuevas generaciones no olviden la tragedia que ello representó para muchos. 

Debo destacar que lo hermoso del lugar hoy, contrastó con los recuerdos  que me acompañan siempre sobre esta tragedia europea.  Hoy quiero mostrar  sólo algunas de las fotos que tomé del lugar y hacer algunas reflexiones para nuestros lectores.

Lo primero que deseo indicar es que, la placa  que identifica el memorial del  Muro, como muchas de las obras públicas que recuerdan estas cosas, ha sido rayada y eso me afectó por creer que con esa actitud pública, se guarda poco respeto por lo que el memorial representa. Pero, eso también ocurre en la ordenada y culta Berlín (foto 1). De todas manera esto es preferible a borrar de la memoria colectiva los lugares que socialmente han sido testigo de atrocidades de gobiernos en el pasado. Por ejemplo, ¿quien recuerda las mazmorras donde se torturó a quienes se opusieron a la dictadura de Juan Vicente Gómez? Por ello cuando, la vida venezolana tome otros rumbos, no hay que olvidar y habrá que hacer el memorial para recordar a los  presos políticos actuales, bañados de excrementos y orines por esbirros a sueldo de la peor calaña, con la venia y el silencio de autoridades públicas (civiles y militares).  

Foto 3

La zona del memorial, que en el pasado estaba llena de obstáculos y de limitaciones, en especial alrededor de la Puerta de Brandeburgo, hoy está llena de visitantes locales y extranjeros  que hacen de ello, un área urbana llena de curiosidad y hasta de irreverente bullicio (foto 2).
Foto 5

Foto 4
Buena parte de los edificios han sido intervenidos y muchos de ellos han servido para aplicar las mas modernas y recientes formas arquitectónicas y albergar un gran número de oficinas gubernamentales (foto 3).

Foto 6
Foto 7














Lo que fue un área llena de obstáculos y de peligros para quienes se atrevieran cruzarla y que impedía la comunicación entre el Este y el Oeste, es hoy una hermosa explanada que invita  a caminar y a recorrerla con toda libertad (fotos 4 y 5).

Dejaron algunos rastros de lo que fue el muro y lo de mayor peligro. Hoy la gente mira por pequeñísimas rendijas, que no por ello dejan de mostrar y de recordar a los visitantes lo que fue la más absurda de las controversias entre el Este Comunista y el Oeste Capitalista (fotos 6, 7 y 8).

Foto 8
Afortunadamente, como una pesadilla que termina y da paso a nuevos sueños, muchos jóvenes visitan la zona y se solazan, en el nuevo parque que recuerda un tiempo de barbarie y de absurdas confrontaciones, afortunadamente ya superada (foto 9). Y esperamos que no vuelva a repetirse, aunque los hechos parecen mostrar lo contrario… Franja de Gaza; frontera entre México y Norteamerica, etc.

Foto 9

El Muro se comenzó a construir el 13 de agosto de 1961 y dejó de cumplir su nefasta función de separar a los pobladores  de la Alemania del Este y del Oeste, la noche entre el 9 y el 10 de noviembre de 1989. El pasado domingo se cumplieron veinticinco años de esta última fecha.