miércoles, 3 de diciembre de 2014

¿Morirá el IVIC?

Estuve presente en la asamblea de la AsoVAC, instalada con motivo de la LXIV Convención Anual, en la sede Caracas, el 19.11.2014, cuando se discutió sobre la aprobación, en primera discusión, de la Ley que elimina el IVIC. Viví los primeros momentos cuando incluso los más encumbrados del régimen chavista decían que no sabían nada -por supuesto no en AsoVAC- y con ello parecían mostrarse las costuras de un proceder ya conocido, en esta novedosa "democracia participativa y protagónica". 

Quizas el peor momento para aprobar la mencionada ley en la AN, fue este noviembre. Por qué ese tiempo? Por desconocimiento o simplemente  para retar a los investigadores venezolanos  que se reunen cada año para mostrar y debatir sus últimos trabajos? Nos pareció muy extraño este proceder. Pero todo se puede esperar del régimen en su afán controlador.

La estrategia ya ha sido aplicada por el regimen para aparecer como fundador de nuevas y "socialistas" instituciones e intentar el completo control político e ideológico de lo que ya existe. Lo último que se parece a lo que hoy vive el IVIC fue la aprobacion de la Ley de Educación Universitaria  que el mismo Chávez devolvió a la AN. La razón de detener la acción fue la petición de un numerosos grupo de cercanos a su régimen que le convencieron de lo absurdo de cazar una pelea para liquidar lo poco que queda de autonomía universitaria. Se le convenció que las universidadesdes no tumban gobiernos, pero que quizás sí pueden generar muchos problema al atacarlas de la manera como se quizo hacer.  Es posible que las salas situacionales del gobierno valoraron que el IVIC no eran las Universidades Autónomas. 

Orlando Albornoz ha expresado sobre esta situación lo siguiente: "Controlar al IVIC en términos políticos e ideológicos no es, entonces, sino un eslabón más en la pérdida de la libertad en nuestra sociedad y la negación  de la necesidad que tenemos los intelectuales y los académicos de fundamentarnos, según nuestros propios criterios".

Los voceros del régimen han señalado que la ley no cambia al IVIC, que sólo se desea modificar su nombre y algunas normas para que allí se haga "ciencia útil".  Si la afirmación la hiciera un funcionario de segunda o tercera categoría se podría aceptar que es ingenuidad. Pero no. Los argumentos justificatorios son de los más altos personeros del gobierno. Nosotros preguntamos: ¿hay ciencia inútil?. La ciencia es el conocimiento verificable y público para explicar, para entender, una parte de la realidad natural o humana.  La utilidad que se le dé a ella es una decisión de otros, generalmente, no de los científicos. Cada vez hay mayor conciencia en los científicos por valorar las consecuencias que puede tener su producción intelectual. Pero eso es otra cosa. Lo absolutamente cierto es que los políticos lo que deben hacer es utilizar las potencialidades de la ciencia universal - pues la ciencia no es nacional, ni local, ni comunal- para mejorar las condiciones de los ciudadanos de sus pueblo. 

En una entrevista que le hicieron a Gioconda San Blas en 2009 le respondió al extinto Presidente Chavez sobre este tema de la ciencia útil, social o  comprometida: "-El presidente Chávez ha invitado a los investigadores a ir al “laboratorio social”. ¿Qué le responde? –Yo le puedo decir que todo lo que se puede hallar en el terreno al que nos sugiere ir, ha sido resuelto por la ciencia desde hace mucho tiempo. Lo que hay que hacer es aplicar las soluciones que ha aportado la ciencia. El desbordamiento de una quebrada no es un problema científico, sino de administración pública. Ya los científicos determinaron cuánta lluvia cae en determinado sector y en qué época del año. Al Gobierno le corresponde tomar las medidas para que no haya desbordamientos. - See more at: http://felixjtapia.org/blog/2009/09/21/entrevista-a-gioconda-san-blas-el-gobierno-no-tolera-las-verdades-cientificas-que-le-son-incomodas/#sthash.fUJ9IdhR.dpuf

Hace algunos años visite Cuba y traté de ubicar instituciones en donde venezolanos estudiaron en la década de los años cuarenta y cincuenta del siglo XX, en el campo biomedico. Nadie supo darme noticia de la existencia de esas instituciones. Lo que existía en la década de los noventa era producto de la "Revolución de los Castro".  Eso es lo que se quiere con estos cambios en el IVIC.  Miguel  Octavio, ha resumido excelentemente los logros del IVIC: "El IVIC comenzó con las ciencias básicas, el trabajo que ha hecho ha sido espectacular. Con un presupuesto que ha oscilado entre US $ 10 y 20 millones de dólares por año, ha sido simplemente una ganga. Un monto irrisorio si se compara en  la ineficiencia y el despilfarro de los presupuestos de Venezuela. Y con estos malos presupuestos, el IVIC no sólo hizo investigación de clase mundial,  sino que también ayudó a institucionalizar la investigación en Venezuela, entrenó a miles de estudiantes de pregrado y posgrado. Eso habría sido suficiente, pero el IVIC también ayudó a crear otras instituciones, como el Intevep, el instituto de petróleo destruido por Chávez en el 2003, el Instituto de Ingeniería, el IDEA y la empresa de procesamiento de sangre Quimbiotec. El IVIC también ayudó a poblar las universidades venezolanas con académicos de alto nivel que hacen investigación en todos los campos. También se desarrollaron  tecnologías y se hizo consultoría y servicios, un subproducto natural de la investigación. Esa es la evolución natural de todo sistema de investigación básica en el mundo, algunos se quedan haciendo investigación para el resto de sus vidas, otros dejan que su motivación y sueños los lleven a otro lugar, ya sea la tecnología, la innovación o el trabajo de desarrollo en el sector privado". Ver en: El IVIC: Una Historia Muy personal El Excremento del Diablo 30/11/2014 Miguel Octavio - See more at: http://felixjtapia.org/blog/2014/11/30/el-ivic-una-historia-muy-personal-por-miguel-octavio-moctavio/#more-65494

Nadie con un mínimo de conocimiento de la historia venezolano en los últimos años, con solvencia y honestidad intelectual es capaz de desconocer lo que los miles de estudios sobre la ciencia en el mundo ha producido, para bien o para mal y un buen caso es el IVIC. Por supuesto, salvo que su formación intelectual manualesca le sirva para justificar posturas ideológicas absolutamente superadas por la historia reciente. Allí está el caso de la ciencia en la URRS y la Revolución Cultural China frente a la ciencia del mundo "capitalista". Ya todos están de regreso. Lo único que demuestra el gobierno es la mediocridad intelectual de los jerarcas que auspician esta medida y su desconocimiento de lo que esta pasando en el mundo, en la sociedad del conocimiento, y el papel de la ciencia en las transformaciones que se estan viviendo.

Veamos algunos aspectos de la Ley aprobada en primera discusión en la AN y sus implicaciones. 

1. Desaparece la Asamblea de Investigadores, nivel de administración de su carrera y de la  evaluación de su labor. Así, en el artículo 6 del proyecto de ley recientemente aprobado por la AN se expresa que la: "Organización. El Instituto Venezolano de Ciencias, Tecnología e Innovación tendrá: un Consejo Directivo, una Asamblea General, un(a) Director(a),  un (a) Subdirector (a) de Investigación e Innovación, un (a) Subdirector (a) de Desarrollo Tecnológico, un (a) Subdirector (a) de Formación y Socialización, y un (a) Gerente General". 

2. Se elimina la consulta no vinculante que hasta ahora existía para el nombramiento del director del instituto y se le disminuyen las exigencias académicas al mínimo e incluso no se requiere tener título de doctorado ni evidenciar aportes al conocimiento universal en su campo disciplinario.  Así se expresa en el artículo 11 que:  "El (la) Director (a) del Instituto será de libre nombramiento y remoción por parte de la Autoridad Nacional con competencia en materia de Ciencia, Tecnología, Innovación y sus Aplicaciones, durará tres (3) años en el ejercicio de sus funciones y podrá ser ratificado (a) por periodos iguales. Deberá ser venezolano (a), poseer título de Doctor (a) o experiencia comprobada equivalente, tener suficientes credenciales científicas y elevadas cualidades éticas y estar comprometido (a) con la soberanía nacional y el diálogo de saberes para la búsqueda de soluciones a problemas concretos de la sociedad venezolanas". Esto quiere decir que, con el kinder de la carrera de investigador, el doctorado o su equivalente, tres, cuatro publicaciones (?) ya es suficiente para que el Gobierno Nacional lo nombre por tres años director del instituto. Eso es lo que dice este artículo.

3. En el artículo 13 esas mínimas exigencias no aparecen para los subdirectores (as). Así se expresa que deben: "tener suficientes credenciales científicas y experiencia comprobada en la materia". No dudamos que el actual gobierno tiene militantes o allegados que superan con creces estas exigencias. Pero, hay la duda que existe es que las exigencias se bajan para nombrar a comisarios políticos. Hacia allá se va. 

4. Los investigadores desaparecen del Consejo Directivo del Instituto. Así en el artículo 19 se contemplan los trabajadores y los estudiantes. "… estará integrado por  el(la) Director(a), por el(la) Subdirector(a) de Investigación, el Subdirector(a) de desarrollo tecnológico, el(la) Subdirector(a) de Formación y Socialización, dos representantes designados por la Autoridad en materia de Ciencia y Tecnología e Innovación, dos representantes electos de los trabajadores  y un representante electo de los estudiantes".

5. Tradicionalmente la evaluación de la actividad científica se sustenta en dos principios: a)  la publicación de los resultados en revistas científicas de reconocido prestigio. b) la citación de los "papers" por otros investigadores. Lo anterior no se expresa taxativamente y en la Ley se busca "ampliar" ese espectro de exigencias. Así en el artículo 33 se indica que la evaluación y permanencia de los científicos en el instituto se tomará en cuenta: 
"1.- El avance de los proyectos de investigación, desarrollo o innovación con sus respectivos productos.
2.- La dedicación y la calidad en la formación y capacitación, así como en la prestación de servicios y asesorías.
3.- La socialización, democratización y divulgación de los conocimientos generados.
4.- Las actividades de Ciencia, tecnología e innovación en espacios académicos, socio-productivos y socio-comunitarios.
5.- Las actividades de gestión en Ciencia Tecnología e Innovación". 
Las dos primeras de estas exigencias se pueden asimilar a las tradicionales actividades para la evaluación de la actividad científica, aunque no se refieran específicamente a la publicación en revistas reconocidas y la citación de los resultados.  Ahora se incluyen tres mas que nada tienen que ver con lo anterior. ¿Cuál es la razón de ello? ¿Qué peso comparativo tendrán las dos primeras frente a las restantes? ¿Cómo se entiende la socialización, democratización y divulgación de los resultados científicos de campos super especializados  como los de los investigadores del IVIC, en particular en espacios socio productivos o socio comunitarios?  Creemos que es un conjunto de supuestas "buenas intenciones" que quitaran tiempo fundamental a los investigadores para dedicarse a lo medular, producir ciencia de calidad internacional, que es lo que caracteriza al IVIC hasta ahora.  

Lo anterior cambia radicalmente la naturaleza del actual IVIC, como productor de ciencia de calidad internacional. Los artículos que hemos mostrado desvirtúan totalmente lo existente. Ahora, se tendría un instituto con comisarios político que tienen "alguna" formación científica.  El cambio es radical. ¿Será posible que subsista el IVIC como productor de ciencia con reconocimiento internacional como el fundado por Humberto Fernandez Morán y Marcel Roche? Lo dudamos. La ley aprobada por la AN instituye una nueva y diferente institución. No son cambios cosméticos. Será la muerte del IVIC. Esperamos que quienes asumen los principios que han sutentado el Instituto hasta ahora no caigan en la ingenuidad de creer que es posible detener este ataque con articulos cosméticos en la versión dfinitiva que sin duda aprobaría la AN.