domingo, 5 de abril de 2015

La ULA-2030

Orlando Albornoz
Universidad Central de Venezuela


Este artículo es solo para miembros del personal docente y de investigación (PDI) de la ULA (*)

Apreciado profesor, le propongo un ejercicio, que le quitará poco tiempo y puede resultarle interesante. El propósito del ejercicio es el de ver cómo será la ULA en el año 2030. Es sencillo. Dibuje Ud. un círculo, sobre una hoja tamaño carta, que ocupe toda la página. Luego dibuje cuatro (4) líneas, una vertical y una horizontal. 



En la punta de cada línea comenzando con la letra A coloque la misma según la marcha de las agujas del reloj. La letra A corresponde al network que va de lo regional, lo nacional a lo internacional. La ULA será una universidad internacional, con al menos el 15 por ciento de PDI extranjero y la misma proporción, que puede ser mayor, de estudiantes extranjeros. El tope sería el 30 por ciento. El network incluye un centro avanzado para la enseñanza del castellano, para aquellos estudiantes y profesores que lo requieran. La letra B corresponde a otro network, el de la ULA con el sistemas escolar local, sobre todo en el área de la escuela básica y secundaria –en este último caso se irán incorporando a la ULA en cursos cortos a los estudiantes de mayor nivel de rendimiento de los liceos del área de influencia de la ULA. Del mismo modo los miembros del PDI de la ULA podrán tener carga en los institutos mencionados, no más de cuatro horas semanales... La letra B incluye el ESPACI andino, que integrara todo el flujo del conocimiento en los estados andinos y cercanos, como Barinas, por ejemplo.

La ULA-2030 no será una sino tres universidades integradas. La convencional, la ESPACI y la de investigación propiamente dicha. Las tres estarán en la letra B. La letra C nos muestra el gobierno: regional, nacional e internacional (organismo internacionales). La ULA es una universidad oficial y si bien debe mantener autonomía e integridad, como procurar independencia, es una institución del estado y se debe al mismo y a la sociedad. Tiene el deber moral de oponerse, de disentir,  pero no el de enfrentarse al gobierno nacional ni a la sociedad y la cultura de la nación y de la república.  Sobre estado y universidad no se debe ser el Heidegger de 1933  pero tampoco el Savonarola del mismo día y hora en el cual Colón entró en el Caribe, en 1492. La palabra que debe imponer, el concepto, es el de negociación, permanente, con los poderes públicos. Finalmente la letra D representa el comercio y la industria, y es el vínculo un gran centro fluido de investigación científica, humanística y tecnológica, que resuelva problemas, aquellos que plantea el comercio y la industria, del mismo modo que las comunidades en la zona de impacto de la ULA.

Ahora dibuje un círculo interno en donde coinciden las cuatro líneas. Cada espacio es para lo siguiente, del mismo modo; espacio a para el PDI, el b para los estudiantes, el c para los empleados y el d para los obreros. Los dos primeros gobiernan a la ULA, los otros dos se unen para participar pero no en el gobierno, no obstante si en al gobernabilidad. Estos cuatro espacios pertenecen a la universidad ULA-convencional. La ULA deberá concentrase y dispersarse, simultáneamente. Debe abandonar los núcleos de Trujillo y de San Cristóbal, peor se amplía a través del ESPACI y de su interacción con el sistema escolar que defina como área de influencia. Un sistema escolar es una pirámide, con una base ancha y una cúspide aguda, pero una sin la otra no es tal sino parcial.

Si la ULA es exitosa irá gradualmente hallando formas paralelas de ingreso, de modo que para el año 2030 la institución espere recibir del gobierno un aporte no mayor al 50 por ciento, pues el resto será generado por una figura que de antemano pasa a lenguaje cotidiano: ingresos propios. Para ello solo tenemos que pensar en cómo cada miembro del PDI podrá contribuir a generar fondos para la institución, no solo para sí mismo. Más aun, la ULA no puede ser una carga financiera para los merideños, sino, justamente todo lo contrario, una fuente de bienestar y de prosperidad.  De ese modo dejará la ULA de ser  el mendigo académico que implora por fondos y es por ello victima de los desordenes políticos y financieros, porque no es ni autónoma, ni íntegra, ni independiente, ni siquiera autárquica, sino mendicante, un papel ofensivo a la dignidad de la institución y de las personas que la componen.

Finalmente, una vez que haya hecho este ejercicio guarde cuidadosamente dicha hoja –puede pasarla en ‘limpio’, como se dice, colocarla en un sobre y escriba en el mismo: ábrase en el año 2030, y podrá observar las coincidencias entre lo que se diseñó en el 2015 y la realidad de la ULA en ese año de 2030. Sírvase avisarme, a su debido tiempo.

Nota
_________________________________________________

(*) Por favor, amigo lector, haga caso omiso a esta exigencia del autor. Lea el artículo. Si desea realice el ejercicio y saque sus propias conclusiones. Si es de su agrado háganoslo saber, para eso es la parte de comentarios del blog. Muchas gracias. (HRC).