miércoles, 24 de mayo de 2017

La bata blanca y el uniforme militar

Escribir sobre la difícil situación que se vive en el país es riesgoso no solo por la polarización que ha existido, aunque ya más de dos terceras partes de los venezolanos  lo que quieren es un cambio de gobierno y de sistema. 

Pero, hay pocos datos fiable, sobre lo que ocurre, acompañado con la autocensura en los medios de comunicación y a una orquestada campaña de desinformación y de análisis muchas veces interesados, que circulan en las redes sociales, complican “in extremo” lo que se pueda conocer y expresar. 

Sin embargo, pese a ese manejo de las noticias –o a la falta de ellas- y de la acción sobre las redes sociales, muchas veces nos llegan fotografías y videos que "objetivamente" muestran realidades  que no requieren de mucho análisis.

El pasado lunes 22 de mayo (2017) se realizó la llamada marcha de los médicos, convocada por los sectores que protestan la situación de crisis política, social y de la salud que se vive en Venezuela. La marcha se produjo en muchas ciudades del país, la de Caracas, nos dejó la colección de fotos que muestro para nuestros lectores.

Dos hombres se vieron frente a frente. Uno con la bata de trabajador de la salud y el otro con uniforme militar de la GNB.  El primero se ve mucho mayor al segundo. Se hablaron, se acercaron y al parecer hasta se abrazaron y se separaron. Un potente chorro de agua derrumbó al de bata blanca y las informaciones indican que el militar trató de auxiliarlo.  Finalmente el de bata blanca es retirado del escenario. La represión continuó y los manifestantes no pudieron llegar a donde se habían propuesto, como ha ocurrido –generalmente- desde hace más de un mes en Venezuela. 













































Impactado con las imágenes leí los muchos twitter y mensajes en las demás redes sociales, sobre el caso. “Que si los hombres se conocía”. “Qué si eran familia”. En fin, muchas fueron las informaciones que circularon. Al día siguiente,  en el programa de radio de Gladys Rodríguez, fue entrevistado el hombre de la bata blanca.

En medio de la tragedia que es escuchar el programa de radio por internet, pues se interrumpe fácilmente y extrañamente se escuchan las propagandas y la música, pero lo que dicen los entrevistados, se corta frecuentemente, las palabras del hombre de la bata me impactaron.

Fue una voz calmada, serena y reflexiva. No le sentí ira, molestia o resquemor. Expresó que él asistía regularmente a las manifestaciones, marchas y otras actividades de la oposición. “Este no es el país en el que me formé”. “Lucho para que las nuevas generaciones tengan un mejor país”.  Aseguró que no tenía previsto hacer lo que hizo: encarar al Guardia Nacional.  Que le gritó varias veces que no los agredieran. Que él podría ser quien tuviera que “atender a tu familia o a ti mismo, mañana”. Que no les agredieran. Cuenta que le miró a los ojos y no vio rabia en ellos. El militar por su cuenta, relata el médico, le pidió que no se separara de él.  Y el medico le expresó que no iba a hacerlo. Se retiró y sintió el chorro de agua de la ballena, que lo lanzó al piso y le hizo perder momentáneamente el conocimiento.

La periodista le preguntó la razón para haberlo abrazado. “No recuerdo que eso ocurriera”, comentó.  Pero las fotos dicen otra cosa. No lo niega, no lo asegura tampoco. Pero, parece no tener conciencia de ello.  Ahora, en su dialogo con la periodista, dice que cree entender la razón para que no se apartara del militar como le insistía. Cree que trataba de preservarlo del ataque con el chorro de agua. 

No se si lo que reproduzco aquí fueron textualmente sus palabras. Realmente me impactaron los pocos minutos que duró la entrevista, por la serenidad de sus palabras, por la claridad de sus ideas para buscar un nuevo y mejor país y la seguridad de que ello se va a conseguir. El hombre de la bata blanca es Vladimir Galaviz, médico, cirujano oncólogo con varias décadas de ejercicio profesional en Venezuela. Que lastima que no se pudo escuchar al hombre del uniforme militar.