domingo, 28 de agosto de 2011

La vialidad de Mérida

Humberto Ruiz

Sierra Nevada de Mérida (foto: H. Ruiz)
Ya hay trancas de carros hasta en Tabay.  La Av. Panamericana es una guillotina con sus muchos accidentes. ¿Estaremos condenados, sin remedio,  a las colas y los accidentes de tránsito en Mérida?  Se están proponiéndose cosas interesantes sobre esta problemática. Veamos.
    
El pasado 12 de septiembre, en la Tertulia de los Martes, que organizan cuatro ex-rectores de la ULA, desde hace  ya varios años,  hubo una interesante exposición  de Germán Monzón Salas sobre la vialidad  que se debería construirse en la ciudad de Mérida. Tuvo la buena idea Alexis Paparoni de recoger la exposición  y publicar un reportaje en el Diario de Los Andes, difundiendo las ideas a un público mayor.

Hace ya algún tiempo en otra de  las Tertulia de Los Martes en una intervención corta le escuché a Monzón Salas sus interesantes ideas  sobre las obras de vialidad para Mérida.  



A raíz de esa intervención nos reunimos  y le pedí mayores  explicaciones  y le estimulé a que hiciera estas ideas públicas e insistiera en ellas.  Le recordé  que las construcciones  que más enorgullecen a los merideños –la carretera del páramo, el aeropuerto Alberto Carnevali,  el teleférico,  la catedral, la carretera panamericana, etc-  siempre fueron al inicio  la idea de una sola persona o de unos pocos.  Pero que, con el transcurrió del tiempo, se convirtieron en necesidades colectivas  y exigencias de la mayoría de sus habitantes.

La movilidad en Mérida es un problema complejo que lo agrava la falta de mantenimiento de las vías de comunicación existentes y la falta de construcción de nuevas vías acordes con el crecimiento de la ciudad y del estado;  la total anarquía y falta de educación ciudadana de quienes manejamos y hacemos uso de las vías;  el deterioro y el crecimiento de un parque automotor privado que excede las posibilidades de las vías construidas hace ya  más de cincuenta años;  el pírrico valor del combustible; y la inexistencia de un sistema de transporte público eficiente. En esto de la movilidad en Mérida muchos son los que hemos  aportado a su deterioro.

Todo lo anterior hace que los que vivimos  frente  a la Sierra Nevada estemos a la caza de información para evitar los atascos y  trancas cuando debemos movilizarnos. En esta labor hay que reconocer que las redes sociales y en especial el twitter cumplen una loable acción por ejemplo: @trafficMERIDA.

Germán Monzón Salas se ha inscrito en la interesante acción de proponer ideas para  atender la situación de la movilidad merideña. Quienes vivimos  y sufrimos esta ciudad debemos impulsar para que se analicen estas ideas, nos identifiquemos con ellas y se las impulse de ser el caso.  En su exposición propuso  cuatro obras  fundamentales:  

1. La Autopista perimetral de Mérida para que quienes deban ir desde el Páramo hasta  Tovar o El Vigía  no deban entrar a la ciudad congestionándola aún más. 

2. Puente de ingreso a la ciudad desde la Loma de Virgen hasta las proximidades del cuartel Rivas Dávila en Milla.  Modificando y mejorando el actual acceso norte a la ciudad.

3.  Autopista desde El Vigía hacia el Táchira y Trujillo, pues la carretera Panamericana se ha convertido en una “urbe longitudinal”.

4. Autopista y túnel a través de la Sierra Nevada para unir a Mérida con Barinas. 

Germán Monzón Salas expuso además que estas obras no son más complejas  técnicamente ni más costosas  de otras que, ya tienen mucho tiempo de haberse construido en otros países en el mundo.  Adicionalmente, toda su propuesta  la ha “montado” en su blog (http://miradorelectronicogms.blogspot.com/) a donde remito a quienes tengan interés en conocer con mayor amplitud las ideas que está proponiendo o hacerle comentarios.  ¡Aquí hay una propuesta interesante hagamos esfuerzo por pensar y tener una mejor ciudad! !Seguro que podemos vivir en una ciudad más amigable!