martes, 12 de mayo de 2015

Fe de Chamán

Puede parecer extraño que un realizador cinematográfico  dedique ocho largos años de su vida  a una historia que tan sólo tenga 77 minutos de duración.  

Para alguien  que le guste sacar numeritos son casi diez minutos por año y mucho menos de un segundo por día, a lo largo de estos años. ¡Un suspiro, pues…! 

Lo anterior pone de manifiesto no sólo las enormes dificultades  que debió sortear el cineasta para concluir el documental, sino tambien, y esto es quizás lo más importante, su inmensa capacidad de persistencia.

En una obra cinematográfica lo anterior son gajes ineludibles del quehacer. Lo más importante es, sin embargo, otra cosa:  el tema  y la manera de plasmarlo para que el público, lo haga suyo.  Y para eso se necesita estar bien formado y tener una historia interesante que contar.


Juan de Dios Ruiz Gómez es egresado de la primera promoción de la Escuela de Medios Audiovisuales de la Universidad de Los Andes (ULA-Venezuela), en donde actualmente es profesor ordinario. También es egresado de la Maestría en Documental y Sociedad de la “Escola Superior de Cinema i Audiovisuals de Catalunya” (ESCAC), en Barcelona (España). Tiene una amplia experiencia  como director de fotografía y cámara  en más de diez realizaciones  suyas y de otros  cineastas jóvenes.   

Fe de Chamán narra el esfuerzo físico y sociocultural enorme,  de tres jóvenes indígenas por estudiar en la ULA. Desde sus comunidades en el Amazonas hasta la encumbrada ciudad andina debieron recorrer miles de kilómetros  en una diversidad de medios  de transporte: chalana, caballo,  bus, carro o sencillamente a pie.  Atravesar todo el país  en medio de unos escenarios de selva, llano y montaña que evidencia la hermosa diversidad geográfica de este país.  Pero también, pasar desde las altas y húmedas temperaturas de su lugar de residencia al gélido clima de los páramos de la Sierra Nevada.  Todo lo cual muestra una decisión por prepararse que es digna de encomio. Actualmente la comunidad de estudiantes indígenas en la ULA  llega a las 250 personas.

La adaptación a un medio sociocultural criollo, las dificultades para ser aceptados en la institución, enfrentarse a las exigencias académicas y a las limitaciones económicas de sobrevivir y mantenerse, estando tan alejados de sus comunidades, son retos de cada día.  Vicente Silva, fue el primer egresado indígena de la ULA que logró sobreponerse y  alcanzar –en su caso- la borla universitaria de farmacéutico. Fue quien abrió el camino, con la ayuda tozuda de un decano que se empeñó en derrumbar todos los obstáculos que la burocracia universitaria le puso para estudiar (hemos contado más en detalle la historia Vicente Silva en el link: http://comoenboticadehumberto.blogspot.com/2015/10/primer-egresado-indigena-de-la-ula.html.)

¿Podrán Argenis, Laura y Luis, los protagonistas de la película, seguir la ruta de éxito de quien transitó primeramente el difícil camino para formarse en la ULA? ¿Regresaran a sus comunidades o la sociedad criolla los atrapará? Pues la única manera de saberlo es viendo a Fe de Chamán, que se comenzará a exhibir el próximo mes de julio  en los cines del país.  


Fe de Chamán  es el largo metraje, ópera prima de Juan de Dios Ruiz Gómez.  Les aseguro:  vale la pena verla. ¡Están invitados! Antes, si hemos logrado interesarlos, pueden visitar el blog de la película: http://fedechaman.blogspot.com