domingo, 1 de enero de 2017

Estambul 2017: no a la intolerania


Estambul es quizás una de las ciudades que mejor muestra la diversidad cultural en el mundo contemporáneo. De ella llama la atención la fiesta permanente en sus calles atestadas de turistas y el llamado a la oración desde sus muchas mezquitas. Por ello no es de extrañar que la intolerancia encuentre cabida entre ambas realidades.
El Bósforo desde la Torre Galata (Estambul)




Vista de la Torre Galata (Estambul)
Hombre acarreando mercancias en Estambul 
Estambul es una ciudad milenaria, que se ha desarrollado a orillas del Bósforo entre Europa y Asia. Más de quince millones de habitantes se acumulan en su perímetro urbano y sus cientos de lugares de interés turístico se completan con una población variopinta que va de una a otra orilla incansablemente.  Se observa desde el más moderno de los medios de transporte hasta la carretilla tirada por hombres afanados por entregar mercancías para sobrevivir. Otra cosa que nos llamó la atención, cuando visitamos Estambul, fue la cantidad de gatos que se veín en calles y lugares públicos, así como el cuidado que mucho de sus habitantes les prodigaban. 

La primera noticia de impacto mundial del 2017 es un atentado en un centro nocturno de Estambul, a las 1:30 am hora local. En las primeras horas de esta mañana se habían contabilizado 39 muertos y 40 heridos (posteriormente se ha elevado a 65 heridos). Tres datos más se conocieron: el autor estaban disfrazado de Santa Claus y portaba un arma de gran calibre y altamente letal; aún no se conoce que se hallan podido detener al o  los responsables directos, aunque sí se ha identificado a uno de ellos;  figuras mundiales, Barak Obama, el Papa Francisco y Enrique Peña Nieto y un largo etcétera, han expresado el más absoluto rechazo al atentado.  Las imágenes que circulan por la redes sociales son escalofriantes y no dejan dudas sobre el hecho, la mas absoluta intolerancia frente a una multitud de 700 personas que celebraban el inicio del 2017.

En estas primeras horas del 2017, cuando escribo la primera versión de este "post", sólo nos queda mostrar unas fotos tomadas en agosto del 2014 y pedir que la humanidad se una contra la intolerancia.

Siempre seremos diferentes, lo que es inconcebible es que se estimule y exacerbe la violencia en razón de una realidad natural y cultural. Somos diferentes  y tenemos derecho a vivir en paz con nuestras distinciones. Deseamos con toda la fuerza de nuestro ser que el atentado en Estambul no sea un mal augurio para el año que comienza.

Expesamos solidaridad con las victimas, sus familiares y amigos, así como el más contundente rechazo a los responsables.