domingo, 16 de abril de 2017

El Poder de las TIC y la Educación

El pasado 08.03.2017 fue recibido como Miembro Correspondiente Estadal en la Academia de Mérida Jonás Montilva Calderón, profesor de la Facultad de Ingeniería de la ULA. 

El discurso de incorporación se tituló: El poder de las tecnologías de información y comunicación y su impacto en la Educación, fue respondido por Fortunato González Cruz, Individuo de Número de la Institución.

El Prof. Montilva ha tenido la gentileza de facilitarme la versión escrita para hacerle una reseña. Vamos a ello, entonces. 

Inicialmente propuso abordar las TIC, desde el procesamiento digital y las relaciones entre “datos”, “información”, “conocimientos”  y “acciones”, y  para ello dar respuesta a un conjunto de  preguntas en su discurso: “… ¿qué son las TIC? ¿Cuáles son sus elementos fundamentales? ¿Qué estructuras tienen? ¿Cómo funcionan internamente? ¿Cómo estos cuatro elementos –datos, información, conocimiento y acción-  se procesan de manera automática?”. Además de lo anterior, mostró el sentido axiológico de las TIC y destacó el impacto que las mismas están teniendo en la educación universitaria y seguirán afectándola en el futuro. 

Un dato impresionante del poder de las TIC lo presentó Montilva así: se espera que, para el 2020 –mañana, diríamos nosotros- el 70% de la población global posea un teléfono inteligente con conexión a internet.  El dato más reciente (2016) es que el 46% de la población global, tiene éste adminículo.  ¿Y que quiere decir esto, nos preguntamos nosotros? Pues que, como nunca jamás en la historia de la humanidad, cualquier persona que tenga un teléfono inteligente y conexión a internet, tendrá toda la información que cualquier persona ilustrada tuvo jamás y mucho, muchísimo más. Y esto está cambiando todo, así no nos demos cuenta. En particular la educación, no sólo de las nuevas generaciones, sino el comportamiento de los mayores también.  

A pesar de lo técnico del enfoque y detallar las particularidades y singularidades de las TIC, el mundo que nos muestra Montilva es simplemente impresionante, por la velocidad cómo está ocurriendo y las consecuencias que tiene para la población. Así, desde hace unos pocos años, se podían distinguir las tres disciplinas que sustentan las TIC: Computación, Informática y Telecomunicaciones. Actualmente, es casi imposible deslindarlas entre sí.  Montilva destaca que la invención de “el moden” ha sido el núcleo de esa articulación entre las tres disciplinas, ocurrida en la década de los 70 del siglo pasado.

Para nuestros lectores no voy a entrar en la parte más densa y amplia del discurso. Es decir, en los aspectos técnicos de la articulación de datos, información, conocimiento y acción.  En tal sentido sólo muestro los título que se abordaron en el discurso: I. las TIC vistas desde diferentes perspectiva: como disciplina; como proceso de la ingeniería; como productos; en la educación universitaria. 

A pesar de que deseo detenerme en este último aspecto –la educación universitaria-  antes resumo los apartes que continúan en el discurso: II. Los objeto de procesamientos de las TIC; III. El círculo informático; IV. Los sistemas informáticos; y VI. Reflexiones finales.

En definitiva, las TIC además de transformar datos en información actualmente abarcan también “la gestión de conocimientos en sistemas inteligentes, la automatización de procesos empresariales y la creación de extensas redes de sistemas sociales y organizacionales”. Son tecnologías antropomorfas (Mays Vallenilla dixi). Vistas como sistema las TIC, expresa el autor: “extiende las capacidades del ser humano para procesar datos, información y conocimiento y llevar a cabo actividades que, sin el apoyo de estas tecnologías, serían imposibles de realizar”.  Y, finalmente, en su conceptualización, Montilva indica que las TIC como sistema, el denominado Sistema Informático, se caracteriza por poseer un conjunto de propiedades, como: “ser abierto; perseguir objetivos preestablecidos; exhibir un comportamiento controlado; ejecutar un conjunto de funciones diseñadas e implementadas anticipadamente; su función principal es el procesamiento automático de uno o más elementos como: datos, información, conocimiento y acciones; procesar símbolos y expresiones escritas en un lenguaje artificial; y, comunicarse e interactuar con otros sistemas”.  Es con esta conceptualización que el autor explica y demuestra el poder de las TIC.

Ahora, vuelvo a lo referente a  la educación universitaria.  En este aparte, Montilva destaca seis tecnologías, que en su criterio son las mas importantes en la educación universitaria, aunque nosotros queremos indicar que va más allá de este nivel, pero eso será en otra oportunidad que lo expongamos. Así, las tecnologías indicadas por Montilva son: 
1. Los sistemas de gestión de aprendizaje: con ellos “se crean, administran y dictan cursos en línea”. Además, permiten desarrollar el  “aula invertida y la creación de redes globales de aprendizaje”, que valdría la pena ampliar, pero que el espacio del blog no permite. 
2. Los sistemas de videoconferencia que junto con lo anterior  permiten “crean espacios virtuales que reemplazan los ambientes físicos tradicionales y proveen una alternativa a la interacción directa profesor-estudiante”
3. Las redes sociales como Twitter, Facebook y WhatsApp,  propician “… espacios y comunidades virtuales de aprendizaje y colaboración”. 
4. La nube y grandes datos (Big Data), que son servicios de empresas “relacionados con el almacenamiento de datos, procesamiento distribuido e infraestructura tecnológica”. 
5. Los robots y la realidad virtual, destaca que facilita labores en laboratorios y para entrenamiento en realidades virtuales. 
6. El teléfono inteligente, dispositivo electrónico de más amplia difusión como ya indicó al inicio, permite a profesores y estudiantes producir “…sus propios entornos personales de aprendizaje” y colaboración. 

Cada una de estas tecnologías merece un análisis detallado de nuestra parte. Solo voy a destacar unas pocos aspectos que considero fundamentales. La utilización de la Big Data permitiría atender sin tanta inversión problemas de almacenamiento y uso de datos de las instituciones y hacerlos más eficientes.  Por ejemplo, cada miembro de la comunidad universitaria pudiera tener en su propio ordenador, tableta o teléfono inteligente toda la bibliografía  necesaria para cada asignatura de su pensun de estudio y actualizarla permanentemente. Imaginen lo que eso facilitaría  el trabajo de profesores y estudiantes.  

El uso de las redes sociales y del teléfono inteligente permitirá hacer mucho mas fluida la labor educativa y abrirá unas posibilidades insospechadas hasta ahora, en la tradicional educación presencial. Valdría la pena saber qué esta ocurriendo ahora  y cómo las propias instituciones universitarias puedn estimular el uso ampliado de éstas tecnología. Además, cómo ofrecer entrenamiento, en particular para el caso de lo docentes, en el uso educativo de estas tecnologías.  Cada una de las demás tecnologías podrían tener programas de estímulo y preparación que redundaría  en la calidad de la educación universitaria.  

En el aparte de las reflexiones finales, Montilva vuelve a lo estrictamente educativo y expresa que la universidad globalmente va hacia modelos híbridos  en donde lo presencial y lo virtual estarán cada vez más articulados. La formación universitaria, cada vez más, estará orientada a desarrollar la capacidad de innovación y de emprendimiento, antes que a “producir información y acumular conocimientos”.  Y,  finalmente,  expresa que casi la mitad de las profesiones que existen hoy globalmente serán ejecutadas por robot en pocos años y que el 75% de las nuevas profesiones aún no se han inventado. Todo ello plantea un tema para el desarrollo de los currículo  en las universidades que es muy importante por lo amplio, complejo y urgente, diríamos nosotros. 

En el discurso los aspectos técnicos de las TIC  fueron expuestos clara y sólidamente por Jonás Montilva Calderón. Lo educativo -pese a lo esquemático- es casi un programa de políticas universitarias que deberían ser ampliadas, discutidas  y propuestas para las universidades de Venezuela y también de América Latina. Esperamos la publicación del discursos para informar dónde puede ser consultado, pues es, ciertamente, de gran importancia e impacto para la educación, en general.  Felicitaciones al nuevo miembro de la Academia de Mérida.