domingo, 11 de marzo de 2018

Que se va, que viene…

Estoy despierto y son las 2:45 am. !Caramba, seguimos a oscuras en la bella ciudad de Mérida (Venezuela)!

La energía eléctrica ha estado en un ir y venir. Ya, como decían en la Nicaragua Sandinista de inicios de revolución, no había apagones sino “luzones”.

Han sido tres interrupciones de la energía eléctrica a lo largo del sábado 10 de marzo de 2018.  Desde la mañana hasta la tarde. La más reciente, y como me gustará decir, la última, comenzó a las 2: pm del sábado y acaba de concluir a las 3:00 am del domingo. Justamente ahora cuando escribo esta nota.
 Ahora, la explicación es que muchos de los técnicos de Corpoelec se han marchado del país. Disque a Chile. Y lo dicen como si la cosa fuera sencilla: “Renuncio y me voy, con familia y todo a Chile”. “Adiós, mis queridos viejos”. “Hasta la próxima”.  Y eso produce que en tres Estado, los andinos: Mérida, Táchira y Trujillo, en la última semana hayamos tenido más de treinta horas… óigase bien, treinta horas de interrupción de la electricidad. En un país que ha invertido en los últimos años entre 45 y 65 mil millones de dólares en su sistema eléctrico. ¡Caramba, es inaudito!.

La fotografía que acompaña el “post” muestra otra de las rarezas de ésta lamentable situación en Venezuela.

En medio de la más absoluta oscuridad, las luces del estadium de futbol “Guillermo Soto Rosas” permanecen prendidas. Como para decir a la gente que padece dificultades por el apagón:  “le damos electricidad a quien nos dé la gana, así no haya nadie allí”. Por que no hay nadie en el estadium. Está vacío. No hay juego, ni entrenamiento.  Qué ineficiencia y qué irrespeto por la ciudadanía. ¿Y qué dicen los encargados de esa institución del Estado? ¡Nada!


Si fuéramos japoneses el ministro estaría con un ataque de ciática por ofrecer disculpas. El director de Corpoelec ya habría renuncia, con la cara hinchada de vergüenza y el Presidente de la República no estaría pendiente y bailandito por unas elecciones fraudulentas y adelantadas. Pero, lo insólito son las declaraciones del Ministro Jorge Rodríguez quien dice que eso de los cortes de la energía eléctrica ocurrió en el 2016 y que  va siendo superado. Realmente es la desfachatez total. Vea las declaraciones en: http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-43544726