domingo, 10 de julio de 2011

Observatorio Hannah Arendt en Mérida

Hannah Arendt
Antonio José Monagas                                            
Con el aval de la directiva nacional del Observatorio Hannah Arendt, organización no gubernamental radicada en Caracas, fue creada en Mérida una extensión  con rango autonómico de esa importante organización. La Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad de Los Andes, se convirtió en asiento de la misma la cual estará dirigida por los polítólogos Angel Paredes y Carlos Doria. Su creación fue oportunidad para escuchar al profesor Heinz Rudolph Sontag, del Centro de Estudios del Desarrollo de la Universidad Central de Venezuela, quien por su condición de presidente del Observatorio Hannah Arendt disertara ante estudiantes y profesores invitados sobre el interesante recorrido que le ha tocado transitar desde su fundación en marzo de 2006 como resultado de la inquietud de un grupo de profesionales y universitarios preocupados por la evolución del acontecer socio-político venezolano.



Asimismo, el momento fue escenario para que Alejandro Oropeza, docente de la Universidad Simón Bolívar y también Director Ejecutivo de la misma organización no gubernamental, refiriera algunos compromisos que en lo sucesivo debe afrontar ésta en Mérida. Particularmente, relacionados con la promoción de proyectos sociales que generen cambios en la sociedad democrática y estimulen la participación y la investigación aplicada. Más, cuando se viven momentos que incitan intereses y preocupaciones por monitorear y observar críticamente el acontecer sociopolítico, cultural, educativo y económico de Venezuela.












El momento compartido el pasado sábado 9 de Julio, fue motivador en cuanto a que desde el Observatorio Hannah Arendt, se contará con la participación de un calificado voluntariado cuyo trabajo será enfocado al hecho de producir, estimular y difundir estudios e investigaciones asociadas con objetivos de ciudadanía y paz social. Así como con aquellas actividades que coadyuven al desarrollo integral del individuo y de la población en general, siempre que redunden en una mejor calidad de vida y en resguardo de los valores democráticos del país. Para ello, el Observatorio procedería a realizar coloquios, foros, encuentros y jornadas abiertas a todo público, y a la generación de publicaciones que difundan el pensamiento democrático de la sociedad venezolana.