jueves, 4 de junio de 2015

Tecnociencia, Deporte y Sociedad: ¿victorias de laboratorio?


Ignacio Avalos Gutiérrez (*)

El deporte es, sin lugar a dudas, un fenómeno social distintivo de los tiempos que corren. Su importancia como fenómeno social es difícil de exagerar y tiene, seguramente, muy pocos equivalentes en otros ámbitos de la existencia humana. Se ha dicho, así pues, que la actual es una sociedad “deportivizada”.
Hoy en día no hay aspecto relacionado con el deporte (principalmente en el de alta competencia, pero también, si bien en otra medida, en el “amateur”) que no se encuentre influenciado por el desarrollo tecno científico: la vestimenta, la elaboración de instrumentos y materiales, el entrenamiento, la nutrición y la salud del atleta, las estrategias para competir, el arbitraje de los eventos, el mejoramiento de estadios y canchas, las condiciones del aficionado, la evaluación del desempeño de los jugadores y la intervención sobre el propio cuerpo humano a fin elevar sus potencialidades.  En fin, no hay aspecto que no tenga, o vaya a tener en un futuro no muy lejano, su huella cada vez más decisiva, a través de innovaciones que tocan su médula y pareciera que lo alejan del evangelio olímpico predicado por el Barón Pierre de Coubertain, considerado el inventor los juegos olímpicos modernos, a principios del siglo XX. En efecto, entendido el deporte como negocio y espectáculo, lo importante no es competir, como decía el noble francés, sino ganar, casi a como dé lugar.

Las transformaciones del deporte, como consecuencia de la utilización de un menú muy diverso (y radical) de innovaciones – posibles en buena medida gracias a la aparición de un nuevo paradigma armado en torno a la biotecnología, las tecnologías de información, las ciencias cognitivas y, de manera creciente, a la nanotecnología - han puesto sobre la mesa asuntos económicos, políticos, jurídicos, éticos de gran complejidad que parecieran desbordar nuestra capacidad para pensarlos y actuar sobre ellos. Las dudas surgidas en torno a las condiciones en que competía Oscar Pistorius o a las implicaciones del Dopaje Genético con las cuales tendrán que lidiar las autoridades en las olimpíadas que se celebrarán en Brasil el próximo año,  son claros ejemplos que sugieren, aún en medio de cierta confusión, como será el deporte en un futuro que está a la vuelta de la esquina. Así las cosas, los estudiosos han empezado a hablar de la necesidad de repensarlo a fondo y, sin tener que apelar a los textos de ciencia ficción, asoman, la posibilidad de un deporte post humano.

Los asuntos mencionados anteriormente son tratados en "Tecnociencia, Deporte y Sociedad: ¿victorias de laboratorio?", una publicación coordinada por Luis German Rodriguez, Ivan de la Vega y el autor de estas líneas, y apoyada por la Corporación Colombia Digital (CCD).  En el enlace (http://goo.gl/3hKkQD) ya se encuentran los tres primeros ensayos. En total se trata de (por ahora) diez textos repartidos en cuatro volúmenes, que irán apareciendo cada mes, y que han  sido escritos por varios autores hispanoamericanos, encargados de abordar temas diversos tales como el dopaje genético,  la alimentación de los atletas o las repercusiones del deporte actual en le actividad industrial,  y, por otro lado, de calibrar el impacto particular de la tecno ciencia sobre algunas disciplinas como el beisbol, la Fórmula 1, el montañismo o el fútbol.

¿Cuál es el peso que tendrán los centros de investigación en la obtención de las medallas deportivas ?. Es ésta una pregunta que recorre, de manera distinta, el contenido de los trabajos presentados


Nota
_____________________________________________________________

(*) El autor es sociólogo, profesor universitario y columnista de El Nacional. En lo personal debo decir que fue mi profesor de Negociación de Tecnologia, si mi memoria no me falla, cuando hice la maestría en Planificación del Desarrollo en Ciencia y Tecnología en el Centro de Estudios del Desarrollo (CENDES) de la Universidad Central de Venezuela (UCV). Le he escuchado decir que "el futbol es lo único important en la vida". O quizas en "su" vida.  Desde hace algun tiempo ha unido deporte y ciencia y este trabajo que emprende es una demostración de ello. Auguramos éxitos (HRC).