miércoles, 2 de noviembre de 2016

Diáspora de Talento

Más de millón y medio de venezolanos han emigrado, hasta ahora. Calculan algunos especialistas que esa cifra es poco más del 4,28% de la población del país.  

Todos tenemos historias familiares de ese éxodo. Lo peor de ello es que Venezuela esta perdiendo parte de su capital intelectual.

Buena parte de los venezolanos hablamos del tema. Otros –una pequeña cantidad- se han dedicado a investigarlo y otros, muy pocos, a buscar paliativos, para que el daño se minimice.

Francisco Kerdel Vegas está en el último de los grupos. Ya en 1994, siendo embajador ante la UNESCO, logró que se aprobaran recursos para un programa  que se ha encargado de buscar que aquellos venezolanos exitosos que estudiaron, financiados por Fundayacucho, y viven en el exterior mantengan vínculos laborales con quienes aún viven aquí.  


Talento Venezolano en el Exterior (TALVEN), así se llama el programa ha cumplido con este cometido. Pero, adicionalmente, han estimulado la publicación de dos libros sobre el tema de la Diáspora de Talento venezolano.  El más recientemente publicado es el que se muestra en la imagen de este “post”.

Forman parte del segundo grupo, los investigadores, Iván de la Vega; Magaly Sánchez-R y Douglas S. Massey; Cristina Lares Vollmer y; María Cristina Parra-Sandova.  Y, para que sigamos siendo parte de los que hablamos del problema, pero vayamos más allá de contar nuestras historias familiares, voy a colocar algunos datos  que estos investigadores nos ofrecen en los trabajos publicados en Diáspora del Talento: Migración y educación en Venezuela: análisis y propuestas.   Por su puesto, recomendamos la lectura de todo el libro que no tienen desperdicio.

“En 1984 solo 300 venezolanos recibieron ciudadanía, (en los EE.UU. HRC), pero ya en el 2012 la cifra  alcanzaba 7.400” (p. 36).

“A mediados de los ochenta el flujo anual fluctuaba alrededor de 200.000 entradas de venezolanos por año… (recientemente, HRC) un record de 700.000 entradas para el 2012” (p. 38).  ¿Cuántas habrá ahora?

“(…) la emigración de venezolanos para el año 2013  ya supera las 1.200.000 personas diseminadas en por lo menos 65 países…” (p. 84).

Los datos de los venezolanos en los EEUU en uno de los trabajos “revelan una población con niveles altos de capital humano y en edades productivas… Un 69% de la población reporta ser originaria de Caracas y proporciones similares… de los Andes (9%) y de la ciudad de Maracaibo(9%).” (p. 45). “(…)  los ingresos familiares -en los EE.UU, HRC-. responden a aquellos de una población  que en su condición de inmigrantes logra niveles profesionales que trae consigo. (…) sólo un 2,9% cae en la escala profesional.” (p. 47-48).

Sólo si cambia la situación que originan la emigración, se puede pensar en revertir la tendencia. Las causas para ellos son: 1. Ausencia de posibilidades de trabajo o de condiciones aceptables internamente; 2. Búsqueda de mayores y mejores oportunidades profesionales; 3. Existencia de discriminación o persecución política y; 4. Inseguridad personal.

Bueno, amigos lectores, si están interesados en mayor profundidad sobre la diáspora de talento busquen el libro. Los artículos incluidos no van a defraudarlos.   Mientras tanto, sigamos comunicándonos, por las redes sociales, con nuestros familiares y alentándolos a triunfar y a no olvidarse de Venezuela. Seguro los vamos a necesitar y pronto.