martes, 1 de noviembre de 2016

Se "venden" baterias

Ayer fui a buscar una batería para mi carro en una distribuidora de esos aparatos en Mérida. 

Primero una cinta amarrilla cerraba la entrada al negocio. Afortunadamente todos los que llegaban, a la venezolana,  nos la saltamos y entramos.

"Sí hay baterías", contestó un personaje mal encarado y quizás muy aburrido de responder la misma pregunta.  

Pero, que culpa tengo de que ése sea su trabajo: ¿cómo hacemos? Eso es lo que buscaba, por tercera o cuarta vez en el día.


“Sí hay”. “Pero no para hoy”. “Tiene que venir mañana, entre 5 y 8 am”. 

Toda la explicación sin mirarnos la cara y escribiendo en una planilla de otro cliente quien, entre temeroso y feliz,  esperaba que le entregaran su batería.

“Lea el aviso en la puerta” –completó el fulano.

Tranquilamente, regresé a la puerta y busqué el aviso. En una cartulina amarilla y una letra con muy mala caligrafía se indicaban las exigencias. La cosa era así…

“Tiene que venir el dueño del carro”.  Bueno no hay problema yo soy el dueño del carro.

“Debe presentar el carnet de circulación”. Aquí la cosas empezó a ponerse difícil. No tengo carnet de circulación pues el carro mío es importado y los papeles se perdieron cuando el deslave de Vargas y tendría que vender el carro para sacar los papeles pues piden una fortuna para hacer ese trámite  en las oficinas del gobierno revolucionario.

Seguí leyendo y ya la cosa se volvió kafkiana.

“Debe traer el carro”… ¿Cómo hago si la batería no sirve? ¿O la gente cambia la batería antes de que se dañe, solo para darse el lujo de tener una batería nuevecita? ¿Lo traigo con una grúa?.  

No seguí leyendo las exigencias para “venderme” una batería a precios astronómicos, no para “regalármela”.

Decidí, ponerme cómico y volví a preguntarle al personaje, ya en son de guachafita, sino no era necesario traer la partida de defunción del abuelo del propietario.  Me siguió la corriente y me contestó: “Sí, sería bueno”.

Ahora entiendo por qué un amigo, cuando le dije que no podía reunirme  con él pues debía ir a comprar una batería me dijo :"que tengas éxito".  

Amigo lector… ¿Quiere conseguir una batería en Venezuela?